Chile amplía mercados con oferta de vinos kosher

De esta manera, la producción chilena de vinos se ha abierto a la comunidad judía internacional, la cual consume esta variedad especialmente durante la festividad de "Pesaj" o "Pascua Judía".

12 de Abril de 2001 | 11:15 | REUTERS
CURICO.- Chile, que ha logrado una importante cuota para sus vinos en el mercado mundial, está ampliando horizontes con productos "kosher" dirigidos a la comunidad judía internacional, especialmente durante la festividad de "Pesaj" o "Pascua Judía".

"Hace tres años que estoy supervisando vino chileno para hacerlo kosher", dijo Marcelo Levancini, encargado del proceso para la empresa revisora Kof-Key en la viña Los Robles de Curicó, una rica zona productora de vinos, 200 kilómetros al sur de Santiago.


Hasta hace pocos años, no existían muchas variedades de vino kosher, palabra hebrea que significa "apto para la ley". El más popular es el producido con uva concord, una cepa muy dulce, en el estado norteamericano de California.

Pero los paladares se han hecho cada vez más exigentes, lo que ha llevado a productores chilenos a extenderse a otras cepas más comunes.

"Estamos produciendo las variedades de sauvignon blanc, merlot y cabernet sauvignon", dijo Levancini.

Chile es junto a Argentina uno de los mayores productores de vino de Latinoamérica, que en los últimos años ha dado un fuerte impulso al sector para enfrentar la competencia de Australia y Estados Unidos.

Hecho por manos judías

El proceso del vino kosher no es en nada distinto al del vino normal. La única diferencia es que debe ser realizado completamente por judíos.

Según Levancini, el vino kosher debe cumplir con estas restricciones de producción por un decreto rabínico publicado hace más de dos mil años y que no puede ser levantado.

"En los tiempos de los romanos (...) se realizaban ofrendas de vino al dios Baco", dijo Levancini. "Como para los judíos está absolutamente prohibida la idolatría, hubo que prohibir la ingesta de cualquier producto de la uva que no sea producido por sus correligionarios", añadió.

El vino siempre ha sido un símbolo importante para el judaísmo: se utiliza para santificar la mayoría de las fiestas creando una diferenciación y separando un día santo de uno común y corriente.

La mayor demanda por vinos kosher se produce entre marzo y abril, es decir antes y durante "Pesaj" o "Pascua Judía", una de las fiestas más importantes en el calendario hebreo.

La celebración conmemora el éxodo de los judíos de Egipto y consiste en la santificación de cuatro copas durante una comida.

Latinoamérica e Israel

La población judía chilena es muy pequeña en comparación con las de Argentina, Brasil o Estados Unidos, por lo que la demanda por vino kosher para consumo local no es significativa.

En Chile viven aproximadamente 12.000 judíos, mientras que en Argentina hay cerca de 300.000.

"La producción de este año es aproximadamente de 600.000 botellas que tienen destino en Israel y América Latina", dijo Carlos Torres, enólogo de Viña Los Robles.

"Este año no pudimos fabricar para los Estados Unidos, ya que el vino debía ser pasteurizado", agregó.

El vino pasteurizado o "mevushal", es una de las dos formas de producir el vino kosher, pero tiene un manejo más fácil ya que sólo debe ser supervisado por un judío.

"Existe otra viña ubicada en Linares que el 16 de abril empezará a cubrir la demanda del país norteamericano, también bajo la supervisión de Kof-Key", dijo Levancini.

Chile tiene una participación de entre cuatro y cinco por ciento en el mercado mundial de vinos, según datos de analistas.

Las exportaciones totales de vinos chilenos subieron 10,49 por ciento en el 2000 a 568,9 millones de dólares, pero por debajo de la meta de 600 millones que se habían fijado los productores, ante menores ventas a Europa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores