Chile se queja del uso "injustificado" de las normas antidumping

La ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, afirmó que la existencia de normas antidumping arbitrarias y de mecanismos de solución de controversias poco transparentes, son los principales obstáculos en las negociaciones que Chile mantiene con EE.UU.

12 de Abril de 2001 | 13:11 | EFE
SANTIAGO.- El Gobierno chileno se quejó hoy del "uso frecuente y a veces injustificado" de barreras comerciales disfrazadas de normas antidumping por parte de Estados Unidos.

"Hemos planteado (a Estados Unidos) la eliminación de estos mecanismos", explicó la ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Soledad Alvear, quien reconoció que las negociaciones en esta materia "serán complejas, pero constituyen el avance más significativo que podemos lograr en el acuerdo de libre comercio".

Alvear afirmó que la existencia de normas antidumping arbitrarias y de mecanismos de solución de controversias poco transparentes son los principales obstáculos en las negociaciones que Chile mantiene con EE.UU.

La ministra hizo sus declaraciones durante una reunión con la Corporación Nacional de Exportadores para analizar el estado de las negociaciones comerciales con EE.UU.

En vísperas del viaje del Presidente Ricardo Lagos a Washington para entrevistarse con su homólogo estadounidense, George W. Bush, y de la III Cumbre de las Américas, que se celebrará la semana próxima en Quebec, la canciller subrayó el empeño de Chile por ampliar su horizonte económico apoyándose en el intercambio comercial.

Asimismo, la ministra sostuvo que la apertura de negociaciones con Chile demuestra "la incuestionable voluntad de Estados Unidos de recuperar el liderazgo en la liberalización comercial en el continente".

"Estados Unidos ha dado una señal clara de que quieren negociar un tratado que integre todas las materias", dijo Soledad Alvear, quien destacó el acuerdo alcanzado el pasado fin de semana en la reunión de ministros del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en el sentido de que el tratado continental entre en vigor antes de diciembre del 2005.

Según la jefa de la diplomacia chilena, las posturas que EE.UU. adopte en la negociación con Chile servirán de referencia para saber cuál será su postura en la nueva ronda de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y en el establecimiento del ALCA.

"Somos bastante realistas, sabemos que el acuerdo con Chile no es el primer tema en la agenda del Gobierno estadounidense, pero sí que lo atiende con mucha preocupación", subrayó.

Explicó que "la atención de los negociadores se centra en las barreras al comercio que los exportadores chilenos perciben en Estado Unidos, y con razón".

"También, quiero ser franca, los exportadores estadounidenses identifican barreras en nuestro país", agregó Alvear.

"Aquí percibimos dificultades recíprocas, como los derechos antidumping y compensatorios. Sabemos que Estados Unidos utiliza varios instrumentos de defensa comercial que proveen una protección contra las exportaciones", señaló Alvear.

Chile quiere que este tipo de medidas sirvan para lo que efectivamente están pensadas, que es "garantizar unas condiciones de mercados justas".

Sin embargo, "algunas industrias estadounidenses utilizan estas leyes para imponer restricciones a la competencia externa y así lo estamos apreciando estos días", dijo en referencia a la acusación de dumping contra la uva de mesa chilena presentada por los productores norteamericanos.

Estados Unidos es el primer socio comercial e inversor extranjero en Chile y concentra el 19 por ciento de las exportaciones chilenas, que son el motor de la economía local.

La canciller se quejó de que "varios productos chilenos se han visto afectados por acusaciones, o amenazas de acusaciones por dumping y subsidios", con el consiguiente quebranto para Chile por los costos financieros, la pérdida de tiempo y el deterioro de su imagen.

"Además, se genera una incertidumbre, una amenaza latente que afecta a las decisiones de comercialización de nuestras empresas exportadoras", agregó.

En cuando a los temas medioambientales y laborales, la ministra de Relaciones Exteriores afirmó que pueden tener una solución más sencilla, si el Congreso de EE.UU. toma como referencia el tratado de libre comercio entre Chile y Canadá.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores