Sindicatos de la UE y EE.UU. se reúnen para analizar el Protocolo de Kyoto

Representantes sindicales del textil, la industria, el acero y los servicios, de Estados Unidos y la Unión europea se han reunido en la sede del sindicato textil UNITE en Nueva York para analizar los efectos de la aplicación del protocolo de Kyoto sobre el empleo a ambos lados del Atlántico.

13 de Abril de 2001 | 13:16 | Agencias
Nueva York.- Representantes sindicales del textil, la industria, el acero y los servicios, de Estados Unidos y la Unión europea se han reunido en la sede del sindicato textil UNITE en Nueva York para analizar los efectos de la aplicación del protocolo de Kyoto sobre el empleo a ambos lados del Atlántico.

La reunión venia precedida de las declaraciones de Bush expresando la negativa de EEUU a ratificar el Protocolo de Kyoto, que han levantado gran número de protestas dentro y fuera de EE.UU., no solo por parte de las organizaciones ecologistas y los países de la unión europea, sino también de países como Japón que actúan como aliados tradicionales de los EEUU en las negociaciones internacionales sobre cambio climático.

Joaquín Nieto, secretario confederal de medio ambiente de Comisiones Obreras que ha participado en el encuentro ha declarado que "cuanto más tarde se incorpore EEUU al proceso más traumáticas serán las medidas, teniendo en cuenta que el sistema productivo norteamericano se encuentra ya bastante desfasado debido a su baja eficiencia energética y a sus grandes consumos energéticos, el 70 por ciento mas que el europeo por unidad producida".

El responsable de medio ambiente de CCOO ha expresado también que EEUU, con un consumo per capita 12 veces superior a la media mundial, y cuyas emisiones representan el 25 por ciento del total del planeta, "tiene la obligación de ratificar sin mas dilaciones el Protocolo, ya que serán todos los demás países los que también sufrirán las consecuencias, especialmente los del Sur donde cada ano mueren decenas de miles de personas a causa de los desastres naturales de origen climático".

Para Nieto si EE.UU. no ratifica el tratado "la Unión Europea deberá proseguir sus medidas de reducción de emisiones porque tienen efectos positivos en si mismas, sobre la economía y el medio ambiente, y deberá presionar a Bush con todos los instrumentos a su alcance hasta lograr modificar su rechazo al protocolo, que obedece únicamente a los intereses de las petroleras norteamericanas".

La mayoría de los estudios presentados en el encuentro confirman que los efectos de la aplicación del Protocolo serían muy positivos en creación neta de empleo. En la Unión Europea el programa de desarrollo de las energías renovables para alcanzar el 12 por ciento en 2010 creara 800.000 empleos netos. No obstante los sindicalistas han constatado que no existen, principalmente en Norteamérica, medidas que protejan a los trabajadores que puedan verse negativamente afectados, sobre todo en el sector del carbón, por lo que exigen la adopción de mecanismos de Transición Justa y que la cuestión social y del empleo sea incluida en la agenda de las negociaciones internacionales.

Los presentes en el encuentro han acordado dar estabilidad al dialogo intercontinental y promover para ello una coalición de sindicatos europeos y norteamericanos que favorezca el apoyo de los trabajadores a la adopción de medidas de reducción de las emisiones en sus respectivos países y busque alternativas institucionales de Transición Justa que permitan superar la resistencia a la aplicación de las medidas contempladas en Kyoto por parte de algunos sectores de trabajadores de EEUU. El próximo encuentro tendrá lugar en Madrid durante el próximo otoño.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores