Lagos descarta congelar salario mínimo

El Presidente de la República señalo que "este año, lo importante es compatibilizar un aumento del salario mínimo que refleje los aumentos de productividad con lo que es la realidad económica del país".

24 de Abril de 2001 | 15:00 | ValorFuturo
SANTIAGO.- El presidente chileno Ricardo Lagos desestimó la propuesta de congelar el salario mínimo en $ 100.000 (US$ 166), al afirmar que es necesario compatibilizar "un aumento del salario mínimo con la realidad del país".

En su primera intervención pública tras retornar de una gira de 8 días, el mandatario destacó que durante los últimos 3 años ha habido un importante reajuste de la remuneración base, al pasar de $ 71.400 en junio de 1997 a $ 100.000 en junio de 2000.

"Este año, lo importante es compatibilizar un aumento del salario mínimo que refleje los aumentos de productividad con lo que es la realidad económica del país", puntualizó.

Con respecto a la apertura del mercado de capitales, el mandatario dijo que esta medida se ha hecho pensando en el largo plazo y no en la reactivación económica inmediata.

"La reforma al mercado de capitales es porque Chile tiene las cuentas económicas lo suficientemente sólidas como para poder atrevernos y abrirnos en la forma en que los
hemos hecho", aseveró.

A su juicio, las medidas que toma el gobierno muchas veces son analizadas por la gente pensando en la coyuntura, cuando el Ejecutivo las adopta mirando el futuro.

En ese sentido, recordó la discusión que ha surgido en torno a la reforma laboral y a la iniciativa que combate la evasión tributaria.

"Abrir el mercado de capitales o mejorar el salario mínimo tiene que ser en función de cómo mejoramos las condiciones de vida de todos los chilenos", planteó el mandatario.

Consultado por el posible tratado de libre comercio con Estados Unidos y los avances en las conversaciones tras su visita a Washington, el Jefe de Estado dijo que no hay que sacar cuentas alegres antes de tiempo.

Agregó que los encuentros con el presidente George W. Bush fueron provechosos; sin embargo, dijo que "queda un largo camino por recorrer, no me hago expectativas y queda
todavía la parte más dura que es la negociación".

En ese escenario, el Jefe de Estado hizo ver que aunque el presidente Bush espera que las negociaciones terminen a fin de año, nadie puede asegurar que esto se concrete en los tiempos definidos, ya que a su juicio, son temas complejos y difíciles. "Hice lo que tengo que hacer como presidente pero no saquemos cuentas alegres, hay que trabajar".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores