Instituto Libertad y Desarrollo advierte que desempleo seguirá aumentando

La entidad proyectó una tasa de desocupación en torno al 9,0% para abril, y de hecho la cifra de 8,8% para enero-marzo dada a conocer hoy por el Ine, "superó nuestra estimaciòn de un 8,7% para el período", explicó el economista Tomás Flores.

27 de Abril de 2001 | 11:39 | emol.com/ORBE
SANTIAGO.- El economista del Instituto Libertad y Desarrollo, Tomás Flores, señaló que la tasa de desocupación llegará a 9,0% en abril y que hay que tomar medidas más efectivas "si no queremos llegar a dos cifras de desempleo este año".

En este sentido, el analista sostuvo que hay algunas políticas que están funcionando muy lentamente en relación con los requerimientos actuales de empleo, como, por ejemplo, los planes de contratación de mano de obra por parte de las municipalidades.

No obstante, Flores destacó el éxito de otras políticas como el subsidio a la contratación de mano de obra, por parte del Sence (Servicio Nacional de Capacitación y Empleo) "que es un instrumento de efecto rápido".

El Instituto Libertad y Desarrollo proyectaba una desocupación de 8,7% para el período enero-marzo de este año. Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadísticas (Ine) informó esta mañana que la tasa de desocupación nacional alcanzó un 8,8%, lo que significa un aumento de 0,6 puntos porcentuales con respecto a igual trimestre del año anterior y un aumento de 0,4 por ciento con respecto al trimestre móvil anterior.

"Reajustar salario mínimo puede tener efecto negativo en el empleo"

Al ser consultado sobre la discusión que se está generando en torno al reajuste del salario mínimo (actualmente fijado en $ 100 mil), el analista se mostró contrario a incrementar este reajuste porque puede haber un efecto "boomerang" que registrará la demanda interna.

"El argumento de que hay que pagarle más a la gente para que se genere un mayor consumo, y de esta forma se reactive el ciclo económico, se desvirtúa con un reajuste desmesurado, pues al hacerse la contratación más cara en un período en que la economía está en contracción, lo que se está promoviendo es el despido de trabajadores más que hacerse un llamado a consumir más", explicó Flores.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), Pablo Bosch, precisó que el alza del sueldo mínimo afecta la marcha de la economía, ya que "con la cesantía que tenemos en la actualidad, puede traer un paso mayor de gente a la informalidad".

En este sentido, explicó, en entrevista con radio Chilena, que muchas personas estarán dispuestas a trabajar por cualquier sueldo no sujeto a las leyes sociales, "ya que necesitará esa plata para vivir".

Agregó que "los empleados tienen una gratificación garantizada, que son cuatro sueldos mínimos al año, entonces, al subir el sueldo mínimo se le está incrementando ésta en una pequeña proporción, y el sueldo a muchísima gente en Chile".

A modo de ejemplo, señaló que "cuando se sube el sueldo mínimo un 20 por ciento, toda la gente cree que deben subirse todos los salarios un 20 por ciento, con lo que se incrementa, entre otras cosas, el costo que tienen las empresas para competir. Por tratar de beneficiar a unos se crea un efecto en el mediano y largo plazo que no es tan bueno", enfatizó.

Al mismo tiempo, indicó que indudablemente un monto mayor de la remuneración va a afectar a la contratación de mano de obra joven sin experiencia, ya que el empresario no querrá contar con alguien que tiene poca productividad.

"Cuando se sube el sueldo mínimo el empresario va a decir no puedo traer a esta persona, porque me va a costar más de lo que va a producir, por lo menos durante el primer tiempo", sostuvo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores