Tesorería confirmó orden de arresto de Lambertini

La Tesorería General de la República confirmó hoy que es efectivo el despacho de una orden de arresto contra el tesorero Gianni Lambertini, por parte del Primer Juzgado Civil de Santiago para que se restituya a este tribunal la suma de 1.749.421.866 pesos como consecuencia de la causa originada en 1982 por la quiebra de la empresa Machasa.

16 de Mayo de 2001 | 19:53 | ORBE
SANTIAGO.- La Tesorería General de la República confirmó hoy que es efectivo el despacho de una orden de arresto contra el tesorero Gianni Lambertini por parte del Primer Juzgado Civil de Santiago para que se restituya a este tribunal la suma de 1.749.421.866 pesos como consecuencia de la causa originada en 1982 por la quiebra de la empresa Machasa.

La entidad, a través de un comunicado de prensa precisó que para hacer efectivo ese pago ''es necesario que se resuelvan previamente los recursos interpuestos ante la Corte Suprema y la Corte de Apelaciones de Santiago y que se cumplan los procedimientos establecidos por la ley para materializarlo'', explicó.

Tesorería explicó que en 1986 percibió los impuestos adeudados por Machasa, luego de verificar su quiebra, cuyo monto ascendía a los 350 millones de pesos.

Agregó que posteriormente se ordenó la restitución del dinero y que Tesorería la hizo efectiva, ''reintegrando una suma superior a tres mil millones de pesos en los años 1995 y 1996'', aseguró.

Gianni dice que orden es para presionar

El tesorero General de la República, Gianni Lambertini, junto con expresar que la orden de arresto despachada en su contra por el Primer Juzgado Civil de Santiago por el presunto no pago de indemnizaciones a trabajadores de la quebrada empresa Machasa es ''una medida de apremio para presionar'', pidió que en este caso se proceda según los dictámenes del Código de Procedimiento Civil.

Así lo manifestó en una entrevista de radio Cooperativa, donde explicó que este caso se arrastra desde el año 1982 y que el fisco ya ha pagado en el pasado dos montos millonarios al que se le agregará otro más como resultado de la sentencia de la Justicia.

Respecto de su orden de arresto, Lambertini comentó que se trata de ''una medida de apremio que ha solicitado la contraparte para presionar el pronto pago de esas cantidades'', aseguró.

Fisco pide que se proceda según Código Civil

Lambertini aclaró que el tesorero no tiene la facultad para emitir un ingreso de 1.750 millones de pesos -monto que se pide restituya la Tesorería-, ya que cuando el fisco es condenado a pagar indemnizaciones, dijo, se debe proceder a efectuar el llamado ''juicio de Hacienda''.

Este procedimiento, indicó, es muy simple: ''consiste en que la magistrado debe oficiarle al de Hacienda, incorporando una copia íntegra de la sentencia ejecutoriada, y de esta forma el Ministerio a través de un decreto le instruye a la Tesorería poner las platas a disposición del tribunal'', sostuvo.

En ese sentido, el funcionario estatal informó que Tesorería presentó ''un recurso de hecho ante la Corte de Apelaciones para que el Tribunal se atenga al procedimiento establecido en el artículo 752 del Código de Procedimiento Civil''. Ello con el propósito de ''materializar el acto del pago'', dijo.

Agregó que ''estamos lejos de querer eludir la acción de la justicia. Entendemos que es simplemente un procedimiento que estamos solicitando para materializar el pago'', comentó.

Consultado si la tesorería está dispuesta a pagar la indemnización, Lambertini fue enfático en afirmarlo: ''por supuesto. Eso es un asunto que está zanjado a nivel de los tribunales; el juicio se perdió y ya no queda otra que proceder al pago'', aseveró.

Pagos pasados y futuros

Lambertini recordó que el caso surgió en 1982 con la quiebra de la industria Machasa: ''En este juicio de quiebra hubo muchos acreedores dentro de los cuales estaba comprometido la Corfo, el Banco del Estado, el INP y la Tesorería'', informó.

Al respecto, indicó que en el caso de la entidad que él preside el monto sometido a controversia correspondió a cerca de 350 millones de pesos, el que luego de diversas alegaciones y de juicios prolongados ''fue restituido a la masa de la quiebra a través de dos pagos: el año '95, donde se pagaron alrededor de 1.070 millones de pesos, y el año '96 se restituyeron 2.186 millones de pesos'', aseguró.

Continuó explicando que una vez ejecutoriada esa sentencia, la contraparte apeló sobre la forma de liquidar ese dinero, ''alegando que en ese caso procedía haber hecho el cálculo de intereses sobre intereses'', recordó.

Frente a ello, dijo que las entidades fiscales involucradas interpusieron los recursos correspondientes en orden a que si la primera sentencia del tribunal había obrado bien, ''no procedía haber hecho un cálculo de intereses sobre intereses''.

Lambertini señaló que luego de eso la Corte Suprema reabrió el caso y nuevamente el fisco perdió, siendo condenado a pagar la suma, ''reliquidándola en un cálculo de intereses sobre intereses, y por eso se está hablando ahora de otros 1.700 millones adicionales a los tres mil millones que la Tesorería entregó cuando concluyó el juicio en el año '95 y '96'', concluyó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores