Industria discográfica a pasos del colapso

En más de 40% han disminuido sus ventas en el último año; de seguir esta tendencia, en seis meses más, podría producirse una verdadera hecatombe en el sector.

22 de Mayo de 2001 | 10:23 | Loreto Flores, emol.com
SANTIAGO.- "No mates la música" se lee en los afiches que se han distribuido en diversos lugares relacionados con este arte, y al parecer la advertencia no es una locura o no está muy lejos de la realidad, porque la industria discográfica está siendo fuertemente afectada por la piratería, delito que ha tomado un ritmo creciente y acelerado durante el último año en Chile.

Sin ir más lejos las ventas en el sector han caído en un año un 40% y sólo el mes pasado cayeron un 50% en relación a la misma fecha en el 2000. Las empresas no son las únicas que pierden, ya que el fisco deja de recibir entre cinco y seis millones de dólares al año por evasión de impuestos.

Para Alfonso Carbone, gerente de Warner Music, "esta situación no se resiste más" y aclara que de seguir esta tendencia durante los próximos seis meses es imposible que el sector salga bien parado. De hecho, en los últimos 12 meses, ya se han despedido a más de mil personas en sectores como distribución, comercialización o manufactura de discos.

Y en este sentido, Carbone aclara que por cada ambulante vendiendo en la cuneta, por "dos lucas" un disco compacto pirateado, hay dos o tres personas que ingresan al mundo de los cesantes.

Así también de gráfico es el gerente general de la Asociación de Productores Fonográficos (IFPI en su sigla en inglés), que agrupa a 7 compañías disqueras, Máximo Moreno, quien explica que las pérdidas para el sector en el último año ascienden a los 20 millones de dólares.

"En un año se han cerrado más de 30 locales de venta de discos. La tienda Colt 70 quebró a fines del año pasado. Cerró Fusión. Musimundo tenía un proyecto de expansión en todo Chile y el proyecto, ante la plaga de la piratería, está detenido", afirma Moreno.

El ejecutivo es drástico al comparar el delito de la piratería con el tráfico de drogas, ya que afirma que hasta ahora sólo se conoce la punta del iceberg y que los falsificadores tienen una capacidad de copia que se ignora en su verdadera magnitud.

Hasta ahora Carabineros e Investigaciones han realizado 114 operativos a nivel nacional, confiscado más de 200 equipos y arrestado a cerca de 700 personas que trabajan en la mafia de la piratería.

Pero Moreno afirma que esto todavía es poco, ya que sólo se ha logrado incautar una pequeñísima parte del material pirata. Mientras tanto, lo único que se sabe es que la industria de la falsificación tiene un potencial de creación de nueve millones 500 mil unidades en un año, mientras que las disqueras en Chile producen seis millones 700 mil unidades.

Los más afectados: producción nacional

La situación adquiere un mayor dramatismo si se piensa que los más afectados son los cantautores y los nuevos grupos nacionales, ya que lo primero que reducen las grandes compañías son las inversiones en música local, la que queda limitada a apoyar solamente a los artistas consolidados.

"Para producir un disco hay que pagar estudios, técnicos, diseñadores, campaña publicitaria, etc. Y todo para que alguien a los dos días de editado el material lo venda en la calle sin pagar impuestos ni nada", señala Moreno.

De hecho, el año pasado del total de la producción de las disqueras un 23 % fue ocupado por lo local; este año no superará el 15%.

Fernando Ubiergo, miembro del consejo directivo de Sociedad Chilena del Derecho de Autor, SCD, califica la piratería como un robo descarado a lo que es la producción de los músicos. Incluso afirma que al mismo tiempo se está matando la cultura y la identidad del país.

"Duele mucho ver el trabajo que te cuesta tanto vendido en una cuneta a mil pesos. Nosotros queremos vivir de este arte, pero con la piratería no se puede. Los más afectados son los artistas jóvenes porque las compañías no tienen incentivos para invertir, prefieren traer artistas de afuera con los que no es necesario invertir nada", dice Ubiergo.

Agrega que lo más importante es crear conciencia de que si alguien compra un disco copiado está dañando a los artistas nacionales de una manera casi irreparable, porque si Chile es calificado un país pirata las compañías disqueras incluso pueden llegar a abandonar por completo las inversiones.

Soluciones políticas

La agrupación de empresas discográficas no ha dejado puerta sin tocar para encontrar una solución a sus males y es así como están solicitando, por segunda vez, una reunión con el Presidente de la República, Ricardo Lagos, (a quien Moreno califica como una persona muy sensible hacia la cultura) y esperan ser recibidos para plantearle este problema, con la esperanza de que se tomen cartas en el asunto.

Moreno considera que las soluciones deben venir del sector político, que contempla desde alcaldes hasta el propio gobierno, quienes deben tomar medidas concretas ante este delito. La más importante, para el ejecutivo, es combatir a los vendedores ambulantes apostados en toda la ciudad.

"Nosotros estamos concientes que existe un problema de cesantía, pero no es solución decir que con este tipo de ventas evitamos que los ambulantes salgan a delinquir, porque la piratería también es un delito y muy grave", enfatiza Moreno.

Agrega que hay que resaltar acciones como las del alcalde de Recoleta, quien se propuso eliminar de manera definitiva la piratería de su comuna y hasta el momento ha luchado contra este delito con la ayuda de Carabineros y de fiscalizadores municipales.

Otro ejemplo es Providencia, una de las comunas más afectadas con la llegada de los ambulantes, que tampoco ha bajado la guardia contra este comercio ilegal, de hecho, el director de seguridad vecinal, Eduardo Arancibia, explica que este año a aumentado en un 35% el número de detenidos.

La piratería, según las leyes, constituye un delito menor en su grado mínimo que contempla penas que van desde los 61 a 541 días de presidio, pero casi siempre se cumplen de manera remitida, es decir sin estar en prisión. Sólo si es reincidente el delincuente puede tener un castigo de 541días a tres años de privación de libertad.

Moreno advierte con mucha convicción que si Chile se convierte en un país apto para ser denominado pirata, corre el riesgo de no lograr un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, ya que a ellos "no les interesa tener negocios con un país con esta calificación".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores