Aerolíneas Argentinas al borde de la quiebra

El ministro del Interior, Ramón Mestre, anunció que recurrirá a la fuerza si es necesario cuando un grupo de empleados y pilotos de la empresa ocuparon la pista principal del aeropuerto de Buenos Aires, lo que provocó la interrupción de los vuelos.

29 de Mayo de 2001 | 19:42 | AP
BUENOS AIRES.- El gobierno anunció el martes que recurrirá a la fuerza en caso necesario para garantizar el funcionamiento del sistema aéreo alterado por las protestas de los empleados de Aerolíneas Argentinas que estaría al borde de la quiebra.

La advertencia la lanzó el ministro del Interior, Ramón Mestre, cuando un grupo de empleados y pilotos de la empresa ocuparon la pista principal del aeropuerto de esta ciudad, utilizado para vuelos internos, lo que provocó la interrupción de los vuelos.

La pista fue ocupada por alrededor de 400 manifestantes, mientras en el aeropuerto internacional de Ezeiza otros tantos procuraban impedir la salida de un avión de la empresa española Iberia en medio de forcejeos con personal de seguridad, al igual que ocurrió en la noche del lunes.

"Vamos a garantizar el funcionamiento del sistema aéreo de manera tal que las líneas comerciales puedan seguir funcionando, dada la trascendencia que tiene para el país el funcionamiento normal de las estaciones aéreas", dijo Mestre.

El funcionario señaló esperar que "no existan choques" con los empleados de Aerolíneas que están realizando las protestas provocando serios inconvenientes a los usuarios de vuelos internacionales como de cabotaje.

"Esperemos que los trabajadores comprendan que sus derechos son legítimos, pero también es legítimo el interés de quienes desean viajar...cada uno debemos saber respetar los derechos de los demás", declaró Mestre.

El gobierno dio el martes por finalizadas las negociaciones en Madrid con el Estado español por el futuro de Aerolíneas, ex línea de bandera de este país, y un funcionario dijo que la empresa "quedó al borde de la quiebra".

Héctor Sena, portavoz de la ministra de Trabajo Patricia Bullrich, que condujo las negociaciones en Madrid, declaró que el gobierno argentino daba por finalizadas las negociaciones, ya que el consorcio estatal español dueño de Aerolíneas "no está dispuesto a pagar por la crisis de la compañía aérea".

Sena agregó que Aerolíneas "queda al borde de la quiebra" y culpó al gremio de técnicos aeronáuticos por su intransigencia en aceptar una propuesta de solución de los ejecutivos españoles.

El presidente Fernando de la Rúa, sin embargo, dijo confiar en una solución, aunque reconoció no tener información actualizada sobre lo ocurrido en Madrid.

"No hay que ponerse en hipótesis como esas. Son palabras que no deben decirse", dijo el Presidente, al referirse a una posible quiebra.

Bullrich y el titular de Infraestructura, Carlos Bastos, negociaron en Madrid con los directivos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) de España, que tiene el 75% de las acciones de Aerolíneas. El Estado argentino conservó solamente el 5% de ese paquete accionario.

El eje del conflicto es la fuerte resistencia del sindicato de técnicos, uno de los siete gremios del personal en aceptar el acuerdo propuesto por la patronal, que establece una importante reducción de los 7.000 empleados de la compañía y la modificación de sus condiciones laborales.

Aerolíneas, que fue vendida sin deudas a Iberia, arrastra actualmente un déficit estimado en mil millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores