Proyectan mejoramiento de actividad económica a partir del segundo semestre

A juicio de la consejera del Banco Central María Elena Ovalle, hacia el próximo año debería producirse una recuperación de la economía mundial, lo que revertiría la tendencia negativa de los precios de las principales exportaciones chilenas, que se observan desde fines de 2000.

28 de Junio de 2001 | 17:51 | ORBE
SANTIAGO.- La consejera del Banco Central María Elena Ovalle afirmó que la actual coyuntura permite proyectar un escenario de aceleración gradual de la actividad económica, lo que permitirá alcanzar un crecimiento promedio de 5 por ciento en los próximos ocho trimestres, es decir, entre el primer trimestre de este año hasta igual período de 2003.

Sin embargo, indicó que en el 2001 y 2002, la expansión del producto será de 4,3 por ciento y 5 por ciento, respectivamente.

Las afirmaciones las formuló al intervenir en una reunión organizada por la Cámara de Comercio de Los Angeles, oportunidad en la cual destacó que el gasto interno crecerá ligeramente por encima del PIB, a tasas de 4,8 por ciento este año y 5,4 por ciento el próximo, mientras que las cuentas externas se verán afectadas este año por la caída prevista en los términos de intercambio, con lo cual el déficit en cuenta corriente alcanzará a un 2,2 por ciento del PIB, situación que el 2002 debe revertirse, con lo cual el déficit en cuenta corriente disminuirá a 1 por ciento del producto.

A su juicio, debería producirse una recuperación de la economía mundial hacia el próximo año, lo que "a su vez revierte la tendencia negativa de los precios de nuestras principales exportaciones que se observan desde fines del año pasado".

Además, sostuvo que "este escenario más favorable, implica menores riesgos de una crisis mayor en economías emergentes". En cuanto a la demanda interna, subrayó que se espera una gradual disminución de la desocupación y un repunte del crecimiento del consumo.

Agregó que antecedentes parciales indican que este proceso ya está ocurriendo, como el reciente dinamismo de las importaciones de bienes de consumo y el empleo en la construcción.

María Elena Ovalle manifestó que "otro aspecto importante en este escenario es la estabilidad de precios, lo que permite que la política monetaria mantenga un estímulo en la demanda interna".

Precisó que la inflación se situará entre 3,5 por ciento y 4 por ciento en los próximos meses, para converger dentro del rango meta a fines del año y comienzos del próximo, mientras que la inflación subyacente fluctuará en torno al 3 por ciento en el mismo período.

Asimismo, señaló que "la flexibilidad de los mercados en la actual coyuntura es particularmente relevante para permitir que las condiciones monetarias más expansivas conduzcan efectivamente a mayores niveles de empleo y actividad".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores