Massad reduce de 4,3% a 4,0% expectativas de crecimiento

Presidente del Banco Central atribuyó nueva corrección al magro desempeño de la economía mundial en los últimos 2 meses. "Mayo va a ser el peor mes del año e IPC de junio podría ser negativo", anticipó.

03 de Julio de 2001 | 15:55 | ValorFuturo
SANTIAGO.- El presidente del Banco Central, Carlos Massad, revisó nuevamente a la baja las expectativas de crecimiento para la economía local, desde el 4,3%, previsto en el último Informe de Política Monetaria, a un 4,0%, debido principalmente a la débil situación que afecta a la economía mundial.

"Nuestra última estimación de mayo nos daba un (crecimiento de) 4,3%, pero también dijimos que teníamos un riesgo hacia abajo porque veíamos que la economía mundial estaba apuntando hacia abajo. Ese riesgo se ha materializado y si ahora debemos revisar esa proyección, estaríamos un poco hacia abajo que eso, esto es en el orden del 4,0%, visto hoy. La economía mundial sigue debilitándose y naturalmente nosotros también", precisó.

Sin embargo, destacó positivamente esta cifra considerando las estimaciones para la economía en América Latina, que se situarían en 2,0%.

En ese sentido, explicó que a nivel mundial, "todos los países sin excepción, han venido bajando su estimación de crecimiento durante este año. Brasil, México y Argentina acaban de rebajar sus previsiones de crecimiento por lo que probablemente América Latina va a estar en cifras del orden del 2,0%. Japón también ha bajado sus proyecciones, al igual que Europa, Tailandia y Corea. Es un fenómeno mundial que desgraciadamente no podemos manejar, que se produce por razones distintas en los países y que, cuando coincide, todos se empujan hacia abajo y eso es lo que ha pasado, es decir, coincide la debilidad de la economía americana, con la japonesa. No hay nadie que tire el carro y cuando ello sucede, el carro se para y ese es el fenómeno que nos afecta también".

Massad también valoró que la menor volatilidad de la bolsa local en comparación con mercados del resto de América Latina y pese a su menor tamaño. "Es mucho más segura que el resto de las bolsas, pero ello tampoco da grandes oportunidades de ganancia especulativa a grandes inversionistas, entonces es más estable y más sólida", precisó.

En cuanto a la inflación de junio, dijo que aún no cuenta con los datos precisos, aunque "podría ser 0,1%, 0%, o incluso negativa". Para el año, en tanto, "no vemos ningún riesgo que la inflación para el año pueda salirse del rango de 2-4%, más bien centrada en el 3%".

Consultado si la economía chilena está efectivamente , Massad manifestó que "la palabra clave para un presidente del Banco Central es cautela siempre, pero creo que todos nuestros indicadores de participación muestran que de no mediar un problema mundial mucho más serio en la segunda parte del año, la economía chilena debería estar apuntando para arriba. Creo que probablemente, el peor mes del año podría ser mayo, junio es mejor que ese mes y esperamos que hacia delante, de acuerdo a nuestros indicadores, los meses serán progresivamente mejores".

En todo caso, aclaró que "no esperamos una explosión de crecimiento, es decir, no es que vamos a crecer al 7% mañana, pero vamos a ir gradualmente de lo más bajo que hemos tenido, probablemente mayo, hacia indicadores mucho más favorables, lo que también nos ayudará un poco con el desempleo, digo un poco porque hay muchos factores que están actuando sobre el desempleo que van a ser que tengamos un desempleo más alto del que nos gustaría. Por ello, estoy interesado en que comience a operar el seguro de desempleo en el 2003".

Agregó que sería ser demasiado pesimistas considerar que el país debe acostumbrarse al desempleo estructural, pero "vamos a pasar un par de años con
desempleo por encima del 7%, no vamos a llegar al 4,5% que tuvimos alguna vez porque esa cifra tampoco era sostenible y era exageradamente bajo para nuestros
estándares. Probablemente más adelante estaremos entre un 6-7% y no entre 5-6%", advirtió.

El personero manifestó que las rebajas en las tasas de interés, la creación de la ley sobre el seguro de desempleo y la eventual disminución en los impuestos a las personas que se discute también constituyen una ayuda para aliviar la difícil situación.

En otra materia y respecto de las diferencias de opinión que pueden existir a nivel de Consejo, Massad sostuvo que "tratamos de mirar los problemas de todos los ángulos posibles de modo que en nuestros debates internos participamos no sólo los cinco consejeros, sino también los equipos técnicos de trabajo y las diferentes divisiones como las de análisis financiero e internacional ya que nos interesa que todos los puntos de vista sean analizados. Desde ese punto de vista es importante que los consejeros no sean monotónicos y uniformes en suspensamientos, sino que haya distintos puntos de vista entre los consejeros para que vayan aclarándose y discutiendo los temas para llegar a una conclusión. De hecho, más del 99% de las decisiones se toman por unanimidad. Las diferencias de opinión son importantes en el proceso de la discusión para llegar a una solución, a pesar que éstas son unánimes", puntualizó.

Además, destacó la calidad estadística de los informes en Chile y la profesionalización de las decisiones del BC ya que "tratamos de analizar de manera sistemática todos los temas poniendo en conjunto toda la información que pueda haber disponible. Si no la hay la buscamos en otros sectores como a través de las encuestas de expectativas sobre lo que puede venir en los próximos meses", sostuvo en entrevista con Radio Caracol.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores