Gobierno argentino debate futuras medidas económicas

Las ideas del ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien pretende intervenir las áreas de seguridad social y el sistema de jubilaciones para reducir sus gastos, han generado resistencias de parte de sus colegas del gabinete, así como abiertas críticas de la coalición gobiernista.

08 de Julio de 2001 | 11:27 | AP
BUENOS AIRES.- El Gobierno del Presidente Fernando De la Rúa estaba enfrascado el domingo en discutir nuevas medidas de austeridad propuestas por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien pretende ampliar su jurisdicción sobre las áreas de la seguridad social y el sistema jubilatorio para reducir sus gastos.

La pretensión de Cavallo, quien regresó esta mañana de una visita a Alemania e Italia, genera resistencias de parte de algunos de sus colegas del gabinete, así como abiertas críticas de la Alianza, la debilitada coalición gobiernista.

El ex Presidente Raúl Alfonsín, titular de la Unión Cívica Radical (UCR), el partido de De la Rúa, declaró a la prensa que "estoy en contra del pensamiento de Cavallo sobre los organismos de la seguridad social".

Alfonsín agregó que en vista de la grave situación social imperante, que se traduce en movilizaciones de protesta de desempleados y sectores carenciados que cortan rutas y carreteras en todo el país. En vez de recortar los gastos de la seguridad social "hay que aumentarlos".

"Entre bajar impuestos y subir el gasto social, no habría que bajar impuestos y sí subir el gasto social. El resultado desde el punto de vista fiscal es el mismo. Pero si le damos plata a la gente, ese dinero irá todo al consumo. Y eso impulsará la reactivación", dijo el ex Presidente.

Cavallo, designado en marzo para enfrentar una crisis que "devoró" dos ministros de economía desde diciembre de 1999, no pertenece a la Alianza y en cambio es jefe del partido centroderechista Acción por la República.

Cavallo se trasladó esta mañana a la residencia presidencial suburbana de Olivos, para conferenciar con De la Rúa. A pesar de su prestigio y popularidad en los medios financieros internacionales, el ministro no logró convencer a los mercados sobre las bondades de sus medidas tendientes a sacar a la Argentina de una grave recesión que comenzó hace tres años.

El llamado "riesgo país", que refleja la desconfianza de los inversores, ha superado marcas históricas estas últimas semanas, mientras las acciones de la Bolsa de Comercio se derrumbaban y las tasas de interés alcanzaban niveles calificados de "usurarios".

Hubo, en medio de este enrarecido panorama, versiones sobre las supuestas renuncias del Presidente y del ministro de Economía, fueron categóricamente desmentidas, pero contribuyeron a crear un ambiente de zozobra.

Los círculos financieros están exigiendo al Gobierno federal un drástico recorte de los gastos fiscales y que ello se haga extensivo a los presupuestos de las provincias. Cavallo, que inicialmente buscó otros caminos más "heterodoxos" para superar la recesión, parece haber aceptado la inevitabilidad de aplicar estas medidas de austeridad.

El ministro ahora reclama el control del Programa de Asistencia Médica Integral (PAMI), que brinda atención médica a jubilados y pensionados, y de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), que maneja el sistema jubilatorio estatal, con un presupuesto de 20.000 millones de dólares anuales.

Los críticos de Cavallo sostienen que un objetivo del ministro es privatizar el PAMI, dando participación preponderante a las empresas de medicina privada.

Pero en declaraciones que hizo desde Italia al diario La Nación, Cavallo negó semejante intención. "Todo lo que se ha hablado de darme más poder para una supuesta privatización de estos organismos no tiene ningún correlato con la realidad. El objetivo del Gobierno es gastar lo necesario y asegurar que ese gasto no se pierda en burocracia y corrupción", afirmó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores