Nikkei cerró en su nivel más bajo en 16 años

La brusca caída se produjo por el apoyo que entregaron los líderes del G-8 al Primer Ministro Junichiro Koizumi para implementar drásticas medidas económicas que podrían provocar una recesión de la economía japonesa.

23 de Julio de 2001 | 07:44 | EFE
TOKIO.- La bolsa de Tokio cerró este lunes en su mínimo en dieciséis años con fuertes pérdidas en la banca después de que el Primer Ministro Junichiro Koizumi recibiera el apoyo de los líderes del G-8 para acometer drásticas reformas que podrían llevar a Japón a la recesión.

El Nikkei cerró en 11.609,63 puntos, un 2,5 por ciento por debajo de su apertura en una sesión bursátil en la que las ventas hicieron caer las acciones de los 33 sectores en que están agrupadas las empresas japonesas que cotizan en Tokio.

Aunque el apoyo del G-8 a Koizumi reafirmó la confianza del mandatario japonés de que tiene las claves para sacar a su país de la actual crisis económica, los analistas señalaron la ausencia de un apoyo firme de los líderes de los países más industrializados a la estabilización de los mercados financieros internacionales.

El diario económico "Nihon Keizai" culpó a los sectores de alta tecnología y comunicaciones por la precariedad actual del indicador Nikkei.

Entre las peor paradas estuvieron Sony (-1,96 por ciento), Toshiba (-2,88 por ciento) y Sharp (-0,74%), y en NTT Docomo y NTT, estas últimas con caídas superiores al 5 por ciento.

Otro de los focos de preocupación de la sesión fue la banca, que bajó un 4,64 por ciento entre el temor a que las entidades de este sector sean incapaces de eliminar los multimillonarios créditos irrecuperables que acumulan hace más de una década.

El Grupo Tokyo Financial bajó un 8,07 por ciento, la sociedad de cartera Mizuho un 7,27 por ciento y el banco Sumitomo-Mitsui un 4,61 por ciento lo que los situó entre los peor parados de la jornada.

En el Ejecutivo, que hasta hoy ha mantenido cierta despreocupación en torno a la tendencia bajista de la bolsa, el ministro Portavoz Yasuo Fukuda calificó el declive de "demasiado agudo", en línea con lo que piensa Koizumi.

Para el primer ministro japonés el plan de reformas drásticas que pretende acometer, con las que aspira a ganar las elecciones parciales al Senado, que se celebrarán el próximo domingo, es la llave maestra de los problemas económicos de Japón.

Koizumi considera que hasta septiembre no hace falta preparar medidas de urgencia como un presupuesto adicional, que sí podría evaluarse entonces, cuando se conozca la evolución trimestral del Producto Interior Bruto (PIB).

Entre enero y marzo de este año el PIB se contrajo un 0,2 por ciento por lo que otro descenso situaría a Japón técnicamente en recesión.

Para el ministro de Política Fiscal y Economía, Heizo Takenaka, el mínimo histórico bursátil forma parte de una tendencia mundial pasajera que afecta a otros países, no sólo a la bolsa japonesa.

Sin embargo en medios económicos locales se achaca la debilidad crónica del Nikkei a la falta de claridad del Gobierno y al comportamiento de los inversores institucionales locales.

"Creemos que no habrá inversiones a gran escala hasta que no sepamos los pormenores de las medidas de reforma que se espera que anuncie Koizumi", indicó un analista de un banco extranjero.

En el Gobierno el más preocupado es el ministro de Finanzas, Masajuro Shiokawa, quien ha pedido a las agencias de valores japonesas que ayuden a devolver la confianza a los inversores.

Según la agencia "Kyodo" esta solicitud es la primera que realiza el ministerio desde julio de 1998, cuando fuera creada la Agencia de Servicios Financieros (ASF) para tratar de evitar el intervencionismo del Gobierno en los mercados financieros japoneses.

El pesimismo generalizado por los resultados de hoy hizo que algunos analistas adelantaran que el índice Nikkei podría depreciarse hasta 8.000 puntos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores