CPC y CUT exigen "golpe de timón" que frene alza del desempleo

Aunque discreparon sobre el macanismo con el cual zanjar la crisis, empresarios y sindicatos concordaron en culpar a las autoridades económicas por el 15% de cesantía en Santiago que arrojó la encuesta de la U. de Chile.

23 de Julio de 2001 | 14:27 | ValorFuturo
SANTIAGO.- Empresarios y dirigentes sindiacles criticaron ácidamente este lunes el desempeño del gobierno en materia económica, por estimar que no ha aplicado las políticas necesarias para detener el alza del desempleo.

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía, calificó de lamentable y grave el índice entregado por la Universidad de Chile, el cual arrojó una cesantía de un 15% en junio en el Gran Santiago.

"Un 15% de desempleo en el gran Santiago obviamente pasa a niveles de gravedad y habrá que ver de qué manera revertirlo. Esta cifra va mucha más allá de lo esperado lo cual nos preocupa enormemente", dijo el dirigente empresarial a periodistas.

A juicio de Ariztía tal cifra revela que el país aún no se ha reactivado lo suficiente y que los consumidores siguen de alguna manera preocupados por esta situación, aunque se mostró confiado en que a partir del segundo semestre estos índices comiencen a revertirse.

"Yo creo que plantear por el momento un desempleo estructural es un poco prematuro, porque hay países con mucho más desarrollo que el nuestro y que tiene mucho menos desempleo y por lo tanto hay ciertas señales y ciertos aspectos que hay que modificar como de modernización y tantos otros más que hemos planteado", añadió.

A juicio de Ariztía no es conveniente "quedarnos" en un desempleo estructural, "porque tenemos que buscar una fórmula de darle tranquilidad especialmente a quienes pierden el empleo y no tiene ningún ingreso con el cual solventarse.

El dirigente empresarial señaló que entre los factores que dependen para que el sector privado realice mayores inversiones radican en un mayor consumo y en una mayor posibilidad de apertura a nuevos mercados. "En eso se está trabajando pero no a la velocidad que quisiéramos", sostuvo.

En este sentido, Ariztía manifestó la importancia de zanjar a la brevedad las discusiones en torno al, proyecto de reforma laboral y tributaria. "Si bien hay leves indicios que permiten mirar con un poco de mayor optimismo la situación como el aumento de las ventas de supermercados, por otro lado los índices de la construcción caen", dijo.

Respecto a la movilización que convocó para este 16 de agosto la Central Unitaria de trabajadores, Ariztía indicó que cualquier movilización "no conduce a la armonía y a las buenas relaciones que deben haber". A juicio del dirigente este tipo de situaciones "exacerban aún más los ánimos y llevan a tomar otro tipo de precauciones".

En cuanto al proyecto de reformas laborales el dirigente se mostró confiado en que el ejecutivo hará una buena gestión en la Cámara de Diputados para buscar una fórmula de aprobar la iniciativa. "En términos generales, si bien no compartimos varios de los aspectos del proyecto, llega un momento en que se debe avanzar, resolver y sacar de la agenda al menos en ese tema".

Críticas de la CUT

Entretanto, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, solicitó la renuncia del ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, luego de conocer la encuesta de desocupación y ocupación de la Universidad de Chile, que arrojó una tasa de desempleo de 15% en junio.

"Ha llegado el momento en que el ministro de Hacienda le dé explicaciones al país, porque él dijo hace unos meses que tenía controlada la situación. Si no puede hacerlo, que se vaya, pero no es posible seguir viendo cómo todos los meses crece la tasa de desempleo", afirmó.

El dirigente dijo que la movilización convocada para el 16 de agosto próximo pretende presionar al Gobierno para que éste cambie su actual enfoque respecto de la actual política económica, la que a juicio de Martínez, no ha resuelto el problema del desempleo.

"Las movilizaciones son legítimas cuando uno quiere solucionar un problema social tan aberrante como el desempleo", dijo agregando que en la ocasión también se les solicitará a los empresarios que inviertan en Chile y no deriven su dinero a las Islas Caimán, además de solicitarle al Parlamento que zanje a la brevedad las discusiones en torno a la reforma laboral, "porque no es posible que una ley salga en 9 horas y otra demore 11 años".

Respecto de la cifra entregada por la Universidad de Chile, Martínez coincidió con el máximo líder empresarial Ricardo Ariztía, en cuanto a la gravedad de esta tasa aunque le solicitó a presidente de la CPC, "a que hable a sus empresarios para que no se lleven su plata para el exterior".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores