Senado argentino pone en duda la aprobación del plan de ajuste

Gobierno enfrenta la resistencia de los parlamentarios de la gobernante Alianza y del opositor Partido Justicialista que quieren que los recortes en los salarios y las pensiones que anunció el Ejecutivo, para reducir su desequilibrio fiscal, no afecten a los sectores de menores ingresos.

25 de Julio de 2001 | 11:13 | Reuters
BUENOS AIRES.- El Senado argentino dibujó el miércoles un enorme signo de interrogación sobre el futuro de la economía del país al anunciar que no debatirá un duro plan del gobierno para eliminar el déficit fiscal y recuperar la confianza de los inversores.

El gobierno se enfrenta con la resistencia de los senadores de la gobernante Alianza y del opositor Partido Justicialista (peronista), que quieren que los recortes en los salarios y las pensiones que anunció el gobierno para reducir su desequilibrio fiscal no afecten a los sectores de menores ingresos.

El martes practicamente se aseguraba que el peronismo, que domina el Senado, prestaría los legisladores necesarios para que se pueda debatir este miércoles el proyecto.

Pero casi en la medianoche del martes, los senadores peronistas dijeron que no estaban en condiciones de debatirlo de inmediato, mientras que el gobierno tampoco pudo asegurarse el respaldo de sus propios legisladores.

El peronismo "no comparte la decisión de que el déficit cero haya que hacerlo en base a descuentos de sueldos de empleados estatales y jubilados", expresó José Luis Gioja, presidente del bloque de senadores justicialistas.

Gioja dijo que "la idea es buscar alternativas por el lado del gasto y de los recursos, para que no sean ni los jubilados ni los empleados estatales los que tengan que hacer el mayor aporte".

La decisión de oposición peronista, que es mayoría en el Senado, está fundamentada también en los persistentes desacuerdos que existen dentro del oficialismo sobre el programa de ajuste.

El proyecto, que cuenta con la media sanción del sábado en la Cámara de Diputados, busca alejar los fantasmas de la cesación de pagos para tranquilizar a los mercados e inversores.

El gobierno procuraba que el Congreso sancionara la ley este miércoles, pero su tratamiento sería postergado al menos una semana más si persiste la negativa peronista para aportar quórum.

Los jefes de los bloques del peronismo y de la Alianza tenían previsto reunirse al mediodía del miércoles para definir los temas a debatir en la sesión.

"La clave está en la reunión de jefes de bloque. Allí se sabrá lo que pasará en la sesión del Senado", dijo un portavoz del peronismo.

En tanto, el senador radical Leopoldo Moreau, de la Unión Cívica Radical (UCR) -uno de los dos partidos que integran la Alianza-, dijo a una radio que "si va a haber sesión o no depende de la mayoría del Senado, que es el justicialismo. Sería deseable que haya sesión. En cuanto al resultado, es más difícil preverlo, porque va a haber posturas diversas".

El legislador añadió que iba a proponer cambios en el proyecto, basicamente para tratar de no afectar a los sectores más necesitados.

Para Moreau es "inaceptable" la cláusula según la cual se recortarán los salarios y las pensiones de más de 500 pesos (dólares) y que sólo se elevará ese piso a 1.000 pesos si la recaudación crece.

El plan, que ya está en marcha mediante un decreto pero necesita ser refrendado por el Congreso, implica que el Estado no gastará más de lo que recauda, en un intento por mostrarle a los inversores que la tercera economía latinoamericana no seguirá inflando su deuda para financiar su abultado déficit fiscal.

Argentina acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que este año el desequilibrio fiscal no puede superar los 6.500 millones de dólares.

El plan ya había recibido el respaldo de los 23 gobernadores del país, que se comprometieron dos semanas atrás a imitarlo para eliminar el déficit en sus administraciones.

Los mercados recibieron con aplausos el lunes la media sanción de la Cámara de Diputados al plan del ministro de Economía, Domingo Cavallo, pero durante la jornada financiera del martes comenzaron a dudar y decidieron esperar a que la ley sea finalmente sancionada en el Senado.

Una demora en el debate en la cámara alta pondría nuevamente a los activos financieros argentinos a navegar en la incertidumbre, como ocurrió hace dos semanas, cuando Cavallo admitió que ya ningún inversor estaba dispuesto a financiar al país.

La primera reacción de los mercados a las 1400 GMT se registró en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde el índice de acciones líderes Merval
caía 2,83 por ciento a 316,55 puntos.

En tanto, el Bono Global 2008, referente de la deuda del país, caía 1,826 a 60,50 dólares.

El riesgo país argentino, medido según el índice EMBI+ de J.P. Morgan, subía 3,11 por ciento a 1.457 puntos básicos.

"No está muy claro. Yo creo que va a terminar aprobando la ley (el Senado), pero no hoy. Van a negociar algo. Está el ruido, habrá cambios", dijo Ricardo Cavanagh, analista de la sociedad de bolsa Raymond James Argentina.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores