Huelga de profesores inaugura semana de protestas en Argentina

Las huelgas de maestros coinciden con las que organizaron los profesores de universidades nacionales para toda esta semana y que tienen un alto índice de seguimiento.

06 de Agosto de 2001 | 12:46 | EFE
BUENOS AIRES.- Una huelga de profesores paralizó hoy la enseñanza en las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires, la más importante de Argentina, en el comienzo de una semana signada por la protesta social contra el drástico ajuste económico.

También quedó paralizada la enseñanza pública en la norteña provincia de Misiones, donde los educadores reanudaron la huelga que comenzaron la semana pasada en rechazo a los recortes de sus salarios.

Las huelgas de maestros coinciden con las que organizaron por los mismos motivos los profesores de universidades nacionales para toda esta semana y que tienen un alto índice de seguimiento.

Además el próximo miércoles está prevista una huelga de 24 horas de los educadores del sector público en todo el país.

Mientras, aumentó la tirantez entre el Gobierno de Fernando De la Rúa y los sindicatos y grupos de desocupados que llevarán a cabo a partir de mañana, martes, nuevos bloqueos de carreteras y calles en las principales ciudades del país durante 48 horas.

Los tres sindicatos de profesores de Buenos Aires amenazaron con profundizar la huelga, que fue convocada por 24 horas, en caso de que el gobierno provincial posponga el pago de los salarios de julio a la semana próxima.

El líder del Sindicato Unico de Educadores de Buenos Aires (SUTEBA), Hugo Yasky, advirtió hoy que habrá "más conflictividad" y que puede ampliarse la huelga porque los profesores esperaban cobrar sus salarios esta semana.

Yasky dijo que las medidas de ajuste van a afectar a "muchos maestros bonaerenses" y rechazó el pago de parte de los salarios de la administración provincial con bonos "Patacones", dispuesta por el gobernador, Carlos Ruckauf, del Partido Justicialista (peronista), segunda fuerza política del país.

El vicegobernador de Buenos Aires, Felipe Solá, admitió que Ruckauf "le debe una explicación" a los maestros por los atrasos en el pago de sus salarios, aunque consideró que la huelga fue una reacción "absolutamente exagerada".

La política de austeridad de Ruckauf, que también siguen la mayoría de las provincias, está en sintonía con la de "déficit cero" aplicada por De la Rúa para eliminar el "rojo" del Tesoro en vista de que Argentina carece de acceso al crédito en momentos en que la economía lleva 30 meses de recesión.

El Gobierno resolvió enviar 500 inspectores para controlar que los desocupados que participen en los cortes de carreteras y calles previstos para mañana y el miércoles próximo no han sido obligados a participar en esas protestas.

La ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, dijo que ha recibido 200 denuncias de desocupados forzados a protestar bajo la amenaza de no recibir subsidios al desempleo, que se distribuyen por medio de los municipios.

Los cortes del tránsito son organizados por el sindicato de izquierda Corriente Clasista y Combativa, y grupos de desocupados con la adhesión de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), una de las tres centrales sindicales del país, cuyos líderes criticaron al Gobierno con mucha dureza.

Luis D'Elía, uno de los dirigentes de los grupos de desocupados, aseguró que los "piqueteros", como se llama a quienes bloquean calles y carreteras, "van a demostrar que Bullrich miente".

En este sentido, dijo que quienes cobran subsidios por desempleo van a firmar actas "para que quede constancia" de que se adhieren libremente a las protestas, que responden a los recortes en los planes de ayuda social.

"Los halcones del Gobierno quieren que los Planes Trabajar (subsidios) desaparezcan el año próximo", subrayó D'Elía, quien es concejal del municipio de La Matanza, uno de los de mayor índice de desempleo del país.

Mientras, el líder de la CTA, Víctor De Genaro, afirmó que en el Gobierno hay "sinvergüenzas y caraduras que pretenden quitar legitimidad" a las reclamaciones de los "piqueteros".

"La actitud que adoptó el Gobierno de perseguir a los piqueteros es la demostración más clara de que ya no tiene autoridad para convencer a nadie y por eso debe crecer la represión", puntualizó.

Las protestas sociales se suceden en momentos en que el Gobierno confía en lograr ayuda financiera adicional tras la visita que hizo el "número dos" del Tesoro de EE.UU., John Taylor, el viernes pasado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores