Latorre dice que está asegurado el riego para temporada frutícola

Así lo informó hoy el subsecretario de Obras Públicas, Juan Carlos Latorre, quien indicó que la mayoría de los embalses localizados entre las regiones Segunda y Octava presentan niveles de acopio superiores a los correspondientes a sus promedios históricos.

09 de Agosto de 2001 | 21:02 | Agencias
SANTIAGO.- La situación de superávit de agua que registran hasta la fecha casi la totalidad de los embalses del país como consecuencia de las ultimas precipitaciones que afectaron las zonas centro y sur, permiten asegurar el riego para la temporada frutícola que se avecina y la generación normal de energía hidroeléctrica.

Así lo informó hoy el subsecretario de Obras Públicas, Juan Carlos Latorre, quien indicó que la mayoría de los embalses localizados entre las regiones Segunda y Octava presentan niveles de acopio superiores a los correspondientes a sus promedios históricos.

"Nuestro país, en materia de riego, tiene reservas aseguradas para la temporada 2001-2002 y, en cuanto a la generación de energía hidroeléctrica, hay que consignar que se presenta una situación bastante mejor que la del año pasado.

"Si este año no hemos tenido dificultades con el nivel de embalse que tuvimos en el 2000, no habrá problemas en el ámbito de la generación de energía hidroeléctrica", dijo Latorre.

En cuanto a la cantidad de agua lluvia caída registrada últimamente en el país, Latorre dijo que la situación entre la Cuarta Región y el extremo sur del país es auspiciosa, dado que se registran mayoritariamente excedentes que fluctúan entre cuatro y el 60 por ciento.

Esta última cifra de superávit es observable en las estaciones fluviométricas de Lago Penuelas, en Valparaíso; embalse Digua, en la Séptima Región; Los Angeles y Concepción, en la Octava Región; y Angol, en la Novena Región.

Respecto a los déficit, estos se registran con mayor magnitud en la Primera y Segunda región, con niveles que fluctúan entre el 90 por ciento y el 100 por ciento.

En la provincia de Osorno el déficit llega sólo al siete por ciento.

En lo que respecta a los daños en obras de infraestructura por la acción de las últimas lluvias, Latorre resaltó que, según informaciones preliminares, el costo de las respectivas reparaciones alcanza los cuatro mil millones de pesos, sin contar las regiones Séptima y Octava, donde los daños a la infraestructura pesquera artesanal alcanzan los 144 millones de pesos.

El subsecretario aclaró que la cartera ya está realizando las acciones de mitigación respectivas.

Agregó, respecto a obras concesionadas, que hubo daños menores en algunos sectores como el Camino de la Madera y la cuesta El Melón, principalmente por derrames de material, lo que no ha significado cortes de caminos.

No obstante, sostuvo que el caso de mayor gravedad es el del socavón de la antigua Ruta G-82, de acceso a San Antonio, cuyas obras de conservación y rehabilitación están a cargo de la concesionaria de la Autopista del Sol.

El corte del camino se produjo producto del deslizamiento de la base del terreno, compuesto por material arcilloso, debido al exceso de humedad generado por la lluvia y a la carencia de infraestructura que permitiese un escurrimiento óptimo del agua.

La situación fue controlada oportunamente por el Mop y la empresas concesionaria. La Ruta G-82 estará habilitada el próximo 15 de septiembre, fecha de plazo presupuestada por la firma para la finalización de las obras, cuyo costo es de 160 millones de pesos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores