Argentina prosigue con optimismo las negociaciones ante el FMI

Las discusiones ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno estadounidense marchan "bien" y se extenderían por algunos días más, dijeron el sábado a la prensa algunos de los integrantes de la delegación encabezada por el viceministro de Economía argentino, Daniel Marx.

11 de Agosto de 2001 | 14:59 | AFP
WASHINGTON.- En medio de un fuerte hermetismo prosiguieron el sábado las negociaciones de la misión argentina que encabeza el viceministro de Economía, Daniel Marx, ante el FMI y el Gobierno estadounidense, destinadas a conseguir señales inequívocas de apoyo y dinero fresco para alejar los fantasmas de una moratoria de su deuda externa y una devaluación.

Las discusiones ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno estadounidense marchan "bien" y se extenderían por algunos días más, dijeron el sábado a la prensa algunos de los integrantes de la delegación.

Marx llegó a la sede del FMI a las 08H15 locales (12H15 GMT) del sábado, acompañado por el vicepresidente del Banco Central, Mario Bler. Al bajarse del taxi, indicó a un grupo de periodistas que las conversaciones marchan "bien, bien".

El viceministro disertó el sábado ante varios funcionarios del Fondo sobre la sostenibilidad de la deuda pública argentina, que asciende a 130.000 millones de dólares, para alejar el fantasma de un cese de pagos. La misión argentina también debe explicar al FMI cómo se cumplirá la ley de déficit fiscal cero.

Más tarde, en otro taxi, llegó el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, que también integra la misión. Consultado sobre si la delegación se quedará unos días más en Washington, respondió: "Esperamos que así sea".

"No sabemos todavía" hasta cuándo permanecerá la misión en la capital estadounidense, añadió.

Horacio Liendo, asesor externo del ministro de Economía, Domingo Cavallo, fue otro de los que llegó a la sede del Fondo en un tercer taxi. Con una valija a cuestas, Liendo explicó que regresaría a Buenos Aires este sábado.

El resto de la delegación, incluidos Federico Sturzenegger, secretario de Política Económica, y el jefe de asesores, Guillermo Mondino, seguiría negociando en Washington la pronta entrega de una partida de 1.200 millones de dólares, prevista inicialmente para septiembre.

Las negociaciones se desarrollan rodeadas de hermetismo y misterio. La agenda de la delegación argentina se desconoce y cuando sus miembros son entrevistados a la entrada o a la salida de las reuniones, se niegan a dar detalles de las discusiones o de su duración estimada.

El FMI, la Reserva Federal y el Tesoro estadounidense también guardan silencio. "No hay ninguna novedad, estamos en la misma" situación, señaló el sábado a la AFP Francisco Baker, portavoz del FMI.

Al mediodía, los funcionarios del Gobierno argentino decidieron no interrumpir las discusiones con los responsables del Fondo para salir a almorzar y ordenaron ocho pizzas y 100 sandwiches a una conocida pizzería de Washington, Bertucci, que llegaron a las 12H45 local (16H45 GMT) junto a una boleta por 139,24 dólares.

"No van a volver con las manos vacías", había asegurado en Buenos Aires, antes de su partida, el ministro Cavallo.

Argentina presiona al FMI para que le otorgue una nueva línea de créditos destinada a garantizar la liquidez del sistema financiero y tranquilizar a los mercados, que según comentó Baldrich antes de llegar a Estados Unidos, se ubicaría entre 6.000 y 9.000 millones de dólares.

El Consejo directivo del Fondo se reunirá el martes próximo para discutir su decisión de acortar en septiembre su reunión anual de siete días a sólo un fin de semana, después de consultar con el Gobierno estadounidense. En esa instancia podrían tratar también el caso argentino y la concesión de más dinero fresco al país sudamericano, en recesión desde hace más de tres años.

El viernes, en medio de un fuerte hermetismo, la delegación argentina se reunió con el subdirector gerente del Fondo, Stanley Fischer, con el subsecretario del Tesoro estadounidense, John Taylor, con la encargada de asuntos internacionales de la Fed (Reserva Federal), Karen Johnson, y con John Maisto, encargado para América Latina del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca.

"Fue una reunión productiva, un paso más en el diálogo que tenemos", señaló Marx tras el encuentro con Taylor.

"No podemos decir nada pero las conversaciones son positivas", dijo por su lado Claudio Loser, jefe del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, antes de reunirse con la delegación en la tarde del viernes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores