Argentina: Merval sigue al alza y riesgo país baja por ayuda del FMI

Pasadas las 13 horas, el Merval seguía reaccionando en forma positiva ante la recomendación de entregar US$ 8.000 millones al país trasandino y subía 5,51 por ciento. El riesgo país retrocedía 171 puntos de 1.651 a 1.494 puntos básicos.

22 de Agosto de 2001 | 13:00 | Agencias
BUENOS AIRES.- La Bolsa de Buenos Aires vivía hoy una jornada de euforia, a raíz de la ayuda financiera adicional del FMI para Argentina, y el índice Merval de acciones líderes subía a media sesión un 5,51 por ciento, hasta los 320,35 puntos.

Mientras, la tasa de riesgo de inversión en Argentina continuaba bajando, hasta alcanzar los 1.494 los puntos básicos, 171 enteros menos que el cierre de ayer, martes.

Los agentes del mercado local atribuyen esta reacción positiva al anuncio del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre una nueva asistencia de 8.000 millones de dólares, con el objetivo de que Argentina logre fortalecer su nivel de reservas.

A las 13,30 horas (16,30 GMT), en el mercado bursátil se habían negociado las acciones de 33 empresas, con 21 subidas, 6 bajadas y 6 sin cambios, en operaciones que sumaban 106.065.408 millones de pesos (igual a dólares) entre títulos públicos y privados.

Un operador dijo que ''el clima positivo en la Bolsa se debe a las buenas noticias llegadas desde Washington'', donde una delegación de funcionarios argentinos llevó a cabo maratónicas negociaciones con las autoridades del FMI.

''Esperemos que se mantenga este buen humor, porque hay mucho por recuperar'', destacó, para luego considerar que el objetivo de alcanzar el ''déficit cero'' que se propone el Gobierno argentino ''tiene que cumplirse, porque, hoy por hoy, ya es una condición imprescindible'' para recuperar la confianza de los inversores.

El director gerente del FMI, Horst Koehler, anunció anoche que el directorio del organismo está dispuesto a recomendar un aumento de 8.000 millones de dólares en el crédito contingente (''stand by'') concedido a Argentina en diciembre pasado, por 14.000 millones de dólares.

Esa noticia, largamente esperada por los mercados financieros, hizo que los agentes considerasen que se ha alejado el peligro de una posible moratoria en el pago de la deuda externa argentina.

El Tesoro y la oficina del representante de Comercio Exterior estadounidenses comunicaron su apoyo a esta ayuda del FMI a Argentina, pero junto al director gerente del FMI, sugirieron a esta economía sudamericana realizar un canje voluntario de la deuda para mejorar su situación fiscal, e incrementar el comercio intra-Mercosur y con Estados Unidos.

El FMI sugirió que es necesaria una reestructuración "voluntaria" de la abultada deuda pública argentina, de 128.000 millones de dólares,
para "incrementar la viabilidad del perfil de la deuda".

El secretario del Tesoro estadounidense, Paul O Neill, indicó el martes de noche en un comunicado que "una porción del nuevo programa está específicamente dedicada a asistir en un canje de deuda voluntario para ayudar a que la situación fiscal de Argentina sea más sustentable".

En las puertas del FMI, el viceministro argentino de Economía, Daniel Marx, admitió ante un grupo de periodistas que Argentina va a "estudiar propuestas" para reducir la deuda, lo que puede implicar nuevos canjes de bonos, aunque no quiso calificarlo como una "reestructuración".

El representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Zoellick, anunció su apoyo al acuerdo del FMI con Argentina y señaló que desea reunirse con sus homólogos del Mercosur en septiembre con el objetivo de incrementar el comercio.

Se trabajará con países del Mercosur

En Buenos Aires, en una breve rueda de prensa junto al Presidente Fernando de la Rúa en la quinta presidencial de Olivos, el ministro de Economía, Domingo Cavallo, confirmó que "se va a trabajar junto a los países del Mercosur para llevar adelante el tratado 41" con Estados Unidos.

De la Rúa aseguró que el anuncio del Fondo "distiende la situación y deja de lado la incertidumbre". "Había un interés de la región para que Argentina no contagiara al resto del mundo", dijo el presidente. El anuncio "significa que la comunidad internacional ha creído" en este país, añadió.

Pero a cambio del dinero, el FMI pidió al país ajustarse aún más el cinturón. Según la institución, Argentina se comprometió a "reforzar el ajuste fiscal, y asegurar que el ajuste fiscal es sustentable a mediano plazo, a través de la implementación completa de la ley de déficit fiscal cero aprobada por el Congreso argentino el 29 de junio".

El nuevo acuerdo implicaría asimismo al país sudamericano "la introducción de legislación para reformar los arreglos de reparto de ingresos de Argentina con las provincias, que han sido una significativa fuente de rigidez e ineficacia en las finanzas públicas".

El FMI pide asimismo reforzar los mecanismos de recaudación impositiva "para corregir los desequilibrios fiscales", y reclama "la reforma del Estado y el reforzamiento de los bancos públicos".

El directorio ejecutivo del Fondo tiene previsto considerar la recomendación de Koehler a principios de septiembre, cuando lleve a cabo su revisión del desempeño económico y financiero de Argentina, dijo el comunicado.

Desde hace 12 días, una misión argentina encabezada por Marx negociaba entre US$ 6.000 y 9.000 millones con el FMI, a fin de espantar los fantasmas de una moratoria de la deuda o de una devaluación del peso, amarrado al dólar por la ley de Convertibilidad (1991).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores