Hong Kong cierra la sesión con pérdidas

Al cierre de la jornada, sus acciones se vendían a 30 centavos de dólar (25 céntimos de euro), apenas un 1,1 por ciento más que su precio de salida.

HONG KONG.- La esperada salida a Bolsa del China Construction Bank (CCB), la mayor del mundo en los últimos cuatro años, cerró hoy su primera jornada de cotización con resultados modestos, muy poco por encima de las expectativas de los inversores.

Al cierre de la sesión, sus acciones se vendían a 30 centavos de dólar (25 céntimos de euro), apenas un 1,1 por ciento más que su precio de salida.

A pesar de que los valores de CCB fueron los más activos en esta su primera sesión, tan sólo el nueve por ciento de los títulos había cambiado de manos a mediodía.

Muchos analistas no esperaban tampoco demasiada oscilación hoy, ya que el banco fue tasado a un precio límite, por encima del resto de bancos chinos.

Después de semanas de ansiedad, la empresa recaudó por valor de 62.000 millones de dólares (51.000 millones de euros).

Los inversores privados suscribieron la oferta 42 veces, mientras que los institucionales lo hicieron nueve veces.

CCB ya había vendido importantes partes de su accionariado, en los últimos meses, al Bank of America y Temasek (el brazo inversor del gobierno de Singapur).

En una sesión privada previa a la cotización organizada por Phillip Securities, ayer, 1,81 millones de acciones cambiaron también de manos.

El CCB está valorado en 67.000 millones de dólares (55.200 millones de euros), por encima de gigantes como American Express o Deutsche Bank, y únicamente por debajo de los japoneses Mitsubishi UFJ Financial Group y de Mizuho Financial Group.

La entidad cuenta con más de 14.000 sucursales y es responsable sobre el 13 por ciento de los depósitos de China.

A día de hoy, CCB es la cuarta empresa más valiosa de este mercado, el más importante de China, tan sólo después del Hongkong and Shanghai Banking Corporation, de la refinería Petrochina y de la primera empresa de telefonía móvil del mundo por número de abonados, China Mobile.

La salida a bolsa del CCB representa un hito en la historia de los bancos chinos, que durante décadas han estado dominados por la corrupción y la mala gestión estatal, y un signo de que las cosas están por cambiar.

Esta espectacular salida a bolsa, además, servirá para preparar el terreno a la cotización de dos de sus principales rivales el año próximo.

CCB es, en la actualidad, el cuarto banco más importante del país, después del Banco de China, el Banco Agrícola de China y el Banco Comercial de China, todos los cuáles están en manos del estado.

A pesar de que la salida a bolsa de CCB es la mayor del mundo en los últimos cuatro años, los analistas no consideran que la respuesta de los inversores haya sido espectacular, sino tan sólo sólida.

Eso se debe a que el sentimiento del mercado en las últimas semanas ha sido de cautela, provocado por la incertidumbre de una posible epidemia de gripe del pollo en Asia, y por la creciente posibilidad de una subida de los tipos de interés en Estados Unidos.

Tanto que, ni siquiera la salida a bolsa del CCB fue capaz de frenar los malos resultados en el parqué de Hong Kong, que hoy cerró a 14.381,06 puntos tras caer 77,08 enteros (0,53 por ciento).
EFE
Jueves, 27 de Octubre de 2005, 07:47
Comentarios mejor valorados en Economía
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion