Guillermo Luksic: La vida del empresario fanático de la historia y la música reggae

El presidente de Quiñenco era reconocido por sus pares como una mente creativa, analítica y competitiva.

SANTIAGO.- La intensa vida de Guillermo Luksic Craig (14 de enero de 1956 - 27 de marzo de 2013) se acabó hoy. Este exitoso empresario y líder del grupo Quiñenco, aficionado al pilotaje, la historia de Chile y la música, no pudo contra el cáncer de pulmón.


Desde su nacimiento y hasta su muerte, a los 57 años, estuvo vinculado al mundo empresarial gracias al grupo económico forjado por su padre, Andrónico Luksic Abaroa.


Guillermo Luksic comenzó su carrera dentro del grupo empresarial en 1975 y fue elegido presidente del directorio del holding en 1982. También fue presidente de los directorios de CCU, CNT Telefónica del Sur, Viña San Pedro y Madeco.


Además, luego de la adquisición del Banco de Chile en el año 2001, Luksic fue miembro del directorio de la entidad bancaria y en 2005, fue elegido director de Antofagasta plc, brazo minero de Quiñenco.


Guillermo Luksic también fue asesor y miembro de los directorios de varias organizaciones sin fines de lucro, incluyendo la Fundación Ena Craig y el Centro de Estudios Públicos.


Perfil profesional


En el mercado era reconocido como una mente creativa, analítica y competitiva, características que fueron clave en el sostenido crecimiento de Quiñenco bajo su liderazgo.


Era pragmático y muy inclinado a la profesionalización en el manejo del grupo. Le gustaba armar equipos solventes profesionalmente, encomendándoles tareas concretas y le gustaba pedirles cuentas. Ordenado, rara vez se saltaba una reunión de directorio y no tenía pelos en la lengua.


Al fallecido empresario no le gustaba tomar decisiones apresuradas y acostumbraba llevar largas negociaciones antes de concretar las diferentes adquisiciones o fusiones que lideró en su vida.


En la adquisición y transformación de la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV), el mercado reconoció el rol preponderante que tuvo y su "coraje y decisión" para sacarla adelante.


Además de su participación en el grupo Quiñenco, el empresrio incursionó en algunos exitosos negocios personales. Así, figura como dueño del fundo Santa Rosa de Tabalí, en las cercanías de Ovalle y en donde se ubica la Viña Tabalí, que se dedica a la producción de vinos premium. Ésta es presidida por su hijo Nicolás.


También participó en negocios del área de comunicaciones. Así, fue uno de los fundadores y dueño de revista Capital, la que posteriormente vendió al empresario Ricardo Claro.


Fanatismo por la historia y la música


Guillermo Luksic era además un fanático de la historia de Chile y estudió con entusiasmo los pueblos originarios.


Además, cuando niño tenía talento para cantar y pintar. Sus estilos musicales favoritos eran el bossa nova y el reggae, y su banda chilena preferida era Gondwana.

Emol
Miércoles, 27 de Marzo de 2013, 14:45
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Economía
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion