EE.UU.: Funcionario de Inmigración es condenado por espionaje

Mariano Faget fue detenido el 17 de febrero por agentes de la policía federal en Miami, y se le acusó de haber pasado información secreta de Inmigración a Pedro Font, empresario cubano amigo suyo residente en Nueva York, con el que tenía una empresa (America-Cuba) para hacer negocios con La Habana en el futuro.

30 de Mayo de 2000 | 14:56 | AFP
MIAMI, EEUU, Mayo 30 (AFP) - Un jurado de Miami condenó el martes al funcionario cubano-estadounidense del Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN) Mariano Faget, acusado de pasar información secreta a un amigo suyo cubano.

El jurado anunció su fallo en el tribunal federal del juez Alan Gold, que programó una audiencia sobre la sentencia para el 18 de agosto. Faget, condenado por los cuatro cargos en su contra, podría ser sentenciado a 10 años de cárcel.

El funcionario fue detenido el 17 de febrero por agentes de la policía federal en Miami, y se le acusó de haber pasado información secreta de Inmigración a Pedro Font, empresario cubano amigo suyo residente en Nueva York, con el que tenía una empresa (America-Cuba) para hacer negocios con La Habana en el futuro.

A Faget también se le acusó de haberse reunido sin la debida autorización con funcionarios cubanos de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, los diplomáticos cubanos Luis Molina y José Imperatori.

El agente especial del FBI (policía federal) James Laflin, que se describió como experto en el servicio de inteligencia cubano, testificó el martes pasado que Molina e Imperatori eran "conocidos como agentes de la inteligencia cubana".

El FBI, sospechando una relación entre Font y el servicio de inteligencia cubano, le informó falsamente a Faget el 11 de febrero de que Molina iba a ''desertar'', y pocos minutos después, en su oficina del SIN, Faget llamó a Font por su teléfono celular para decírselo.

Faget precisó el miércoles pasado que le preocupaba que Font se reuniera entonces con José Imperatori, quien fue expulsado el pasado 2 de marzo de Estados Unidos.

"Yo creía que el señor Imperatori no se estaba portando de una forma totalmente honesta, y que era capaz de hacer cualquier cosa. Font estaba a punto de viajar a China, y yo pensaba que ellos (los cubanos) podrían hacerle algo, hasta en China. Yo lo conocía (a Font) desde hacía más de 30 años", dijo Faget.

Pocos días después de que pasara la información a Font, el FBI intentaba saber en una reunión con Faget el 17 de febrero los pormenores de su relación con la inteligencia cubana, y reclutarlo para la lucha encaminada a desbaratar la misma, reconoció hoy Laflin.

"No logramos ninguno de estos dos objetivos, porque el señor Faget se portó de una forma manipuladora y mentirosa", aseveró Laflin. "Quedó claro que no íbamos a poder utilizarlo'' en el futuro en actividades de contrainteligencia, señaló.

"Al final, le dijimos (a Faget) que era la última oportunidad que iba a tener para decir la verdad. Luego, no nos quedó otro remedio que detenerlo", explicó el agente del FBI.

Cuba negó las imputaciones y sostenía que el caso Faget era una cortina de humo para tratar de mantener al niño 'balsero' cubano Elián González en Estados Unidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores