OEA entregó vía "intermedia" al problema peruano

Según indicó un observador internacional a agencias, la Organización de Estados Americanos parece haberse "sofisticado" suficientemente como para poder dar respuesta a los "cada vez más sofisticados recursos que se utilizan en el continente para preservar el poder".

06 de Junio de 2000 | 18:03 | EFE
WINDSOR.- La Organización de Estados Americanos, que en opinión de varios observadores ha utilizado una "vía intermedia e imaginativa" para responder a las irregularidades electorales peruanas, dio una respuesta "adecuada" al problema aunque algunos creen que, realmente, "es lo mínimo" que podía hacer.

Un observador internacional indicó a EFE que la OEA parece haberse "sofisticado" suficientemente como para poder dar respuesta a los "cada vez más sofisticados recursos que se utilizan en el continente para preservar el poder".

En su opinión, la de ahora es una solución "intermedia, imaginativa" que adapta los mecanismos de la Organización a la peculiar situación creada en Perú ya que, quizá por circunstancias excepcionales, como es la Asamblea General, se trató el problema por los cancilleres sin haberlos convocado expresamente para ello y se aprovechó la coyuntura.

Sea como fuere, añadió, lo importante es que la Organización "ha dado una respuesta positiva y digna" que supone un cambio de actitud con respeto al planteamiento esbozado el pasado miércoles por los embajadores ante el Consejo Permanente.

Desde entonces a ahora, la OEA "dio su apoyo a la observación electoral, la tomó como propia y se empezó a gestar el cambio".

Sin embargo, para José Miguel Vivanco, de la organización Human Rights Watch, la OEA ha hecho "lo mínimo que podía hacer para preservar su credibilidad en la defensa de los principios democráticos" pero esto, en su opinión, está "muy, muy lejos de lo que debió hacer".

Sin lugar a dudas, según Vivanco, "el caso peruano califica para la aplicación de la resolución 1080 por cuanto constituye una amenaza a la democracia representativa. Alberto Fujimori ha sentado el precedente: salvo que se trate de un golpe de Estado violento e impopular, no hay ruptura del orden constitucional" y eso, dijo, "es muy grave".

El lunes, la OEA decidió enviar una misión a Perú integrada por el secretario general César Gaviria y el presidente de la Asamblea, Lloyd Axworthy, para colaborar con el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y que rendirá cuentas a quien considere oportuno.

Otras fuentes indicaron, no obstante, que lo ocurrido en Windsor es simplemente "el comienzo de un proceso" porque es probable que esta misión, "aunque sea involuntariamente", va a "incentivar" el proceso de movilización política que existe hoy en Perú.

El canciller del Perú, Fernando de Trazegnies, tiene, sin embargo, otra interpretación de los objetivos de la misión.

Según explicó en conferencia de prensa, no se trata de una misión de "observación" sino que viene a Perú a "hacernos recomendaciones y a analizar nuestros sistemas para sugerir dónde hay que hacer correcciones".

El canciller indicó igualmente que "no hay un plazo de tiempo" para el trabajo de la misión en Lima que dijo, "dependerá de lo que encuentren que hay que hacer" y subrayó que tampoco está fijada la fecha de su viaje.

En este contexto enfatizó que la misión "viene a ayudar", no a "revisar el contenido de las elecciones".

Con estas concepciones tan distantes, un buen conocedor de la situación peruana destacó que la misión tiene por delante una "tarea extremadamente difícil" porque es probable que, si se multiplican las manifestaciones callejeras en Perú, "resulte complicado controlar el proceso que se inicia a partir de ahí".

"Es probable que la misión tenga que hacer malabarismos y va a necesitar un nivel de manejo diplomático elevadísimo", auguraron las fuentes que reiteraron que es "muy bueno" que esto ocurra.

Para Santiago Cantón, relator de la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la resolución sobre Perú es "un paso adelante muy positivo" ya que demuestra que la OEA está preocupada por lo ocurrido en Perú y envía una delegación "para investigar el tema a fondo".

Una vez investigado, Gaviria y Axworthy tendrán que hacer las recomendaciones pertinentes para las cuales, según un experto jurídico, tendrán que decidir cuál es el nivel que se requiere.

Se podría convocar una reunión de consulta de cancilleres para ver qué pasos se deben dar a partir de ahí pero, en su opinión, sigue sin ser posible, jurídicamente, convocar en este contexto una "reunión ad-hoc" -que es la que abriría el paso a un virtual proceso sancionador- ya que, según este experto, no se ha producido el hecho inicial que es la "ruptura institucional" propiamente dicha.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores