Fenómeno climático causó caída de avión británico en 1947

Según un informe elaborado por la Junta de Accidentes Aéreos de la Fuerza Aérea Argentina, la tripulación del avión Lancaster calculó mal su posición debido al efecto de la corriente del aire sobre la nave.

07 de Julio de 2000 | 03:14 | Associated Press
BUENOS AIRES.- Un error de cálculo provocado por la acción de un fenómeno meteorológico desconocido determinó la caída de un avión británico Lancaster que se estrelló en este país hace 52 años, cuando intentaba cruzar la Cordillera de los Andes.

La tripulación del avión calculó erróneamente su posición debido a que se encontraba bajo el efecto de la corriente de aire que expuso a la nave a vientos de hasta 180 kilómetros por hora, indicó un informe elaborado por la Junta de Accidentes Aéreos de la Fuerza Aérea Argentina, conocido hoy.

El fenómeno meteorológico que provocó el accidente es conocido actualmente como "corriente de chorro", según el informe.

"Llegamos a la conclusión de que la tripulación entró a volar en un fenómeno desconocido para entonces, que les produjo un error de navegación que no pudieron corregir porque iban volando por encima de una formación nubosa", manifestó en rueda de prensa el mayor Luis Estrella, a cargo de la investigación del accidente.

"Se encontraban a cuatro minutos de su punto de destino, el aeropuerto chileno de los Cerrinos ... a 64 kilómetros de distancia de ese lugar", explicó.

El anuncio terminó con las especulaciones que hasta ahora se manejaban sobre las causas de la caída del avión. Algunas teorías decían que había sido saboteado para matar un mensajero diplomático británico que se habría encontrado en el vuelo.

El bombardero inglés Lancaster, acondicionado para vuelos comerciales, había desaparecido en agosto de 1947 cuando realizaba un vuelo entre Londres-Isla Asunción-Buenos Aires- Santiago de Chile y se perdió mientras una fuerte tormenta azotaba el área.

Se estrelló contra el cerro Tupungato, a 4.724 metros de altura, el 2 de agosto de 1947.

Los rastrillajes realizados en ese momento fueron infructuosos y el avión permaneció enterrado bajo la nieve hasta que sus restos y el de al menos tres de sus 11 ocupantes fueron encontrados en enero de este año por un grupo de montañistas que escalaban el cerro.

En febrero pasado una expedición cívico militar logró llegar al sitio y los rescató.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores