Parientes de víctimas del Belgrano demandan a Gran Bretaña

Los argentinos argumentan desde hace tiempo que el buque fue hundido por órdenes de la entonces primera ministro británica Margaret Thatcher cuando estaba fuera de las 200 millas de la zona de exclusión de las Islas Malvinas y regresaba al país.

07 de Julio de 2000 | 04:08 | Reuters
BUENOS AIRES.- Los familiares de las 323 víctimas del crucero argentino General Belgrano, hundido en la guerra de las Islas Malvinas de 1982, reclamarán una compensación y un juicio por crímenes de guerra a Margaret Thatcher.

Después que dos padres presentaron esta semana una demanda en la Corte Europea de Derechos Humanos, en Estrasburgo, Francia, el resto de los familiares de las víctimas anunciaron el jueves que buscarían justicia por lo que ellos consideran un crimen de guerra.

El Belgrano, un crucero ligero sobreviviente de Pearl Harbor y orgullo de la flota argentina, fue hundido por tres torpedos el 2 de mayo de 1982, después de haber sido seguido por 36 horas por el submarino nuclear británico HMS Conqueror.

Los argentinos argumentan desde hace tiempo que el buque fue hundido por órdenes de la entonces primera ministro británica Margaret Thatcher cuando estaba fuera de las 200 millas de la zona de exclusión de las Islas Malvinas y regresaba al país.

En su opinión, Thatcher quería deteriorar las conversaciones de paz y entrar en una guerra para ganar popularidad en su país.

"Hace 18 anos que estamos luchando por esto. Acá nunca se quiso reconocer que fue un crimen de guerra", dijo Paula Sosa, de 63 años, cuyo nieto Osvaldo murió en el Belgrano.

"Ellos (las víctimas) nos están ayudando desde el cielo y desde el mar, porque ahora Thatcher va a tener el castigo que se merece", expresó Sosa a Reuters.

"No queremos mucho dinero, el dinero va y viene. Lo que queremos es que vaya a la cárcel como cualquier otro asesino", agregó.

Los familiares de los caídos en el Belgrano, casi la mitad de las pérdidas de Argentina en una guerra de 10 semanas por las islas del sur del Atlántico, cuya propiedad es disputada desde 1833, dicen que fue hundido sin una declaración formal de guerra y violó las convenciones para tiempo de guerra establecidas en La Haya en 1907.

Dos abogados argentinos se encontraban en Estrasburgo esta semana tratando de buscar compensación para los padres de dos víctimas del Belgrano. Recientemente, los familiares de los otros 321 muertos nombraron a la abogada Teresa Moya Domínguez para que los represente en Argentina y Europa.

"Queremos que nuestra corte suprema se expida sobre el problema aún cuando la respuesta más probable sea que respeta la tradición de la inmunidad de los países extranjeros y estamos preparando la demanda ante la corte europea", dijo Moya Rodríguez a los periodistas.

Su caso está inspirado en el arresto en Londres en 1998 del ex dictador chileno Augusto Pinochet por crímenes contra los derechos humanos.

"Este es el momento histórico para hacerlo. Hace 10 años hubiera sido imposible", dijo la abogada.

Consultada sobre la cantidad que los familiares buscarían por los daños o sobre qué condena tendría que enfrentar Thatcher de ser declarada culpable, la abogada fue prudente: "Lo que se pide fundamentalmente es que el hundimiento del General Belgrano sea considerado un crimen de guerra."

El Ministro del Interior argentino, Federico Storani, dijo esta semana que estaba "a favor de la acción criminal" contra Thatcher.

Sin embargo, aunque en 1994 el entonces presidente Carlos Menem dijo que Thatcher debería ser extraditada si se probara que el hundimiento del Belgrano fue un crimen de guerra, su Ministerio de Defensa concluyó en un breve comunicado que fue "un acto legal de guerra."

Las relaciones diplomáticas entre Gran Bretaña y Argentina fueron restablecidas en 1990 y los lazos comerciales están en un estado óptimo. Argentina ha recibido las visitas de la realeza británica y Menem se reunió con la reina Isabel en Londres en 1998.

Argentina continúa reclamando a las Malvinas, cuyos 2.000 habitantes son fervientemente probritánicos, pero estrictamente por la vía diplomática de las Naciones Unidas.

Un diplomático británico dijo que Londres no ha sido oficialmente informado de ninguna actuación ante la corte.

"Será tarea de la Corte Europea determinar si la presentación es admisible", declaró.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores