Rusos temen nuevos ataques al expirar ultimátum de los rebeldes

Los rebeldes han preparado nuevos atentados suicidas contra las fuerzas rusas, que llevarán a efecto si sus exigencias no son satisfechas.

07 de Julio de 2000 | 08:41 | AP
GROZNY.- El ultimátum de 72 horas lanzado por los rebeldes a las fuerzas rusas para que les entreguen al coronel Yuri Budanov, acusado de la violación y el asesinato de una joven chechena, expiraba este viernes en la tarde en Chechenia, donde los rusos temían nuevos ataques a pesar de un dispositivo de seguridad reforzado.

Los chechenos también exigen la liberación de mujeres y niños que según ellos están encarcelados en Chechenia.

Los rebeldes han preparado nuevos atentados suicidas contra las fuerzas rusas, que llevarán a efecto si sus exigencias no son satisfechas, advirtió el jueves en la tarde Movladi Udugov, en un llamado a la AFP.

Desde que se conoció el ultimátum, las autoridades rusas afirmaron que no lo tendrían en cuenta a pesar de varios ataques suicidas el domingo y lunes, que provocaron oficialmente 33 muertos en el seno de las fuerzas federales.

El fiscal de Chechenia, Vladimir Kravchenko, dio cuenta de la detención de dos chechenos sospechosos de haber participado en el atentado de Argún (sureste de Grozny) que oficialmente provocó 21 muertos el lunes.

Los dos hombres, de 20 y 22 años, reconocieron haber llenado de explosivos el camión bomba utilizado para cometer dicho atentado, según Kravchenko, citado por la agencia rusa Itar-Tass.

En la página internet de los rebeldes, éstos afirman este viernes "que preparan una segunda ola de ataques cuyos golpes serán muy violentos".

Si bien afirmaban no estar al tanto de la expiración del ultimátum, los militares rusos en Grozny esperaban nuevas "provocaciones" rebeldes aún cuando la seguridad había sido considerablemente reforzada en el territorio independentista donde el toque de queda estaba de nuevo vigente, nueve meses después del inicio de la operación terrestre.

"Los rebeldes siguen escondidos en la ciudad. Cada día disparan contra los puestos de control y los convoyes militares" explicó un joven oficial ruso. "Ninguna de las operaciones emprendidas en diversos barrios ha tenido éxito, nunca hemos detenido a nadie", precisó.

Según los militares rusos en Grozny, las fuerzas federales continuaban sus operaciones en el sur montañoso para "eliminar" a los rebeldes que se esconden allí.

El jueves en la noche, en una reunión en el sur, siete caudillos rebeldes reafirmaron la autoridad del presidente checheno Aslan Masjadov sobre la república independentista, indicó a la AFP un portavoz presidencial.

Moscú ya no reconoce la legitimidad del presidente Masjadov y rechaza oficialmente negociar con él, alegando que ya no tiene autoridad sobre los caudillos rebeldes.

Esta reunión de responsables independentistas se celebra al tiempo que en Moscú el nuevo administrador de Chechenia, impuesto por los rusos, Ajmad Kadyrov, se reunía con el presidente Vladimir Putin.

Ajmad Kadyrov fue desaprobado por los independentistas, que lo consideran un traidor.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores