Montenegro rechaza cambios en Constitución yugoslava

El gobierno de coalición de Montenegro rechazó hoy los cambios realizados en la Constitución, que permiten la reelección del presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, y suspenden prácticamente la igualdad de condiciones entre Montenegro y Serbia, las dos repúblicas que conforman la Federación Yugoslava.

07 de Julio de 2000 | 11:57 | Ansa
BELGARDO.- Tras la modificación de la Constitución yugoslava en perjuicio de Montenegro, parece perfilarse una ruptura definitiva entre Podgorica y el régimen en Belgrado.

El gobierno de coalición de Montenegro rechazó hoy los cambios realizados en la Constitución, que permiten la reelección del presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, y suspenden prácticamente la igualdad de condiciones entre Montenegro y Serbia, las dos repúblicas que conforman la Federación Yugoslava.

Según informó la agencia de noticias Beta, dentro de la coalición gubernamental en Podgorica en un principio se registraron diferencias sobre cómo reaccionar a los cambios constitucionales.

El Partido Socialista Democrático del presidente Milo Djukanovic se impuso finalmente con su propuesta de no reconocerlos. El Partido Socialdemócrata, en cambio, aspiraba a celebrar un referéndum al respecto.

Djukanovic consideró las modificaciones en la constituciones "forzadas e ilegales. Si Milosevic abusa del Ejército para desestabilizar a Montenegro, estamos absolutamente decididos a defender nuestro estado no sólo con fuerzas policiales sino con un fuerte movimiento democrático", dijo Djukanovic al diario "Danas" de Belgrado.

El líder opositor serbio Zoran Djindjic se pronunció hoy a favor de una actuación conjunta de la oposición democrática en Serbia y la coalición de gobierno en Podgorica. Djindjic acusó a Milosevic de haber roto de hecho el Estado federal yugoslavo.

El gobierno montenegrino propondrá al Parlamento, convocado para esta noche, no reconocer las decisiones del gobierno en Belgrado, que fueron tomadas sin representación de Montenegro.

El Parlamento, en el que los opositores a Milosevic tienen la mayoría, podría pedir a todos los organismos estatales montenegrimos que no apliquen más las leyes federales, informó Beta.

El proyecto de resolución que podrían aprobar los legisladores incluye un llamado a los miembros del Ejército yugoslavo para que no permitan que se los utilice en contra de Montenegro. "Eso interesa a Montenegro y Serbia, pero también a la estabilidad en el sudeste de Europa", añade el documento.

En tanto, desde París, el gobierno francés criticó duramente los cambios constitucionales que permiten a Milosevic permanecer en el poder. Francia, que actualmente preside la Unión Europea, quiere que la actuación de Belgrado figure en el orden del día de la próxima sesión de ministros del Exterior de la UE, que se celebrará el lunes en Bruselas.

Según dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Anne Gazeau-Secret, el presidente yugoslavo intenta "perjudicar las relaciones con Montenegro con esta provocación". El objetivo de los cambios en la Constitución está claro, añadió, y es posibilitar la reelección de Milosevic, cuyo mandato actual no es renovable.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores