Activistas intentaran detener prueba de misiles

El grupo Greenpeace tiene planeado colocar un barco a unos 180 kilómetros mar adentro de donde está la base militar, dijo Steve Shallhorn, director de campaña del grupo.

07 de Julio de 2000 | 13:14 | AP
CALIFORNIA.- Activistas antinucleares amenazan con detener la prueba del sistema nacional de misiles de defensa que se realizará mañana por la noche, ubicando sus barcos en el área donde debe caer una parte del cohete.

El grupo Greenpeace tiene planeado colocar un barco a unos 180 kilómetros mar adentro de donde está la base militar, dijo Steve Shallhorn, director de campaña del grupo.

La Fuerza Aérea pidió a pilotos y marinos que eviten el área durante el ensayo, ya que pueden salir lesionados, pero agregó que la prueba se llevará a cabo aún cuando haya barcos navegando en la zona.

"Creemos que (la prueba) es un paso en la dirección equivocada. Hará del mundo un sitio más inestable", dijo Shallhorn. "Estamos enviando un mensaje al Presidente Clinton y le pedimos que apague el interruptor que activa (el programa) y lo cancele".

La prueba, a un costo de 100 millones de dólares, incluye el lanzamiento de un misil Minuteman II, que se lanzará a las 7:01 hora del Pacífico, y será destruido al volar sobre el océano, aproximadamente 20 minutos después, por un dispositivo de intercepción lanzado desde territorio estadounidense en el Pacífico Sur.

Anteriormente se realizaron dos pruebas, una tuvo éxito y la otra falló.

Los críticos del plan creen que la tecnología no es suficientemente avanzada y que podría llevar a una carrera armamentista.

Los partidarios sostienen que si el sistema se despliega, podría proteger a todo Estados Unidos de cualquier ataque con misiles nucleares de amplio alcance, lanzados por naciones como Corea del Norte.

Clinton debe decidir aún si se desplegará el sistema.

A bordo del 'Artic Sunrise' de Greenpeace, 23 personas de muchas nacionalidades permanecen en la zona de peligro en el Pacífico.

Y como se había dicho antes, el sargento maestre Tyler Foster, portavoz de la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, dijo que la prueba continuará aunque el barco continúe en el área.

Los activistas de Greenpeace levantaron también un campamento fuera de la puerta principal de la base, unos 290 kilómetros al noroeste de Los Angeles. Y un grupo de manifestantes no afiliados al grupo amenazó con retrasar el lanzamiento penetrando a las instalaciones de la base.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores