Aprueban US$871 millones en ayuda a Colombia

Cuatro países y tres organizaciones internacionales acordaron hoy contribuir con 871 millones de dólares a un plan de 7.500 millones destinado a combatir la producción de drogas y el narcotráfico en Colombia, y a revitalizar la economía de ese país.

07 de Julio de 2000 | 15:59 | AP
MADRID.- Cuatro países y tres organizaciones internacionales acordaron hoy contribuir con 871 millones de dólares a un plan de 7.500 millones destinado a combatir la producción de drogas y el narcotráfico en Colombia, y a revitalizar la economía de ese país.

Además de una donación de 100 millones de dólares anunciada previamente hoy por España para el denominado Plan Colombia, Estados Unidos donará 250 millones, Japón donará 70 millones y Noruega 20 millones.

Las Naciones Unidas, por su parte, aportarán al plan colombiano 131 millones, en tanto que el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Desarrollo contribuirán en total con 300 millones.

El anuncio fue formulado en un documento presentado al final de una reunión de un día en Madrid que congregó a representantes de 27 países y de varias organizaciones internacionales para buscar una solución al problema de la droga y de la inestabilidad en Colombia.

El canciller colombiano, Guillermo Fernández de Soto, dijo previamente hoy que la conferencia para recaudar fondos destinados al Plan Colombia había resultado "un éxito enorme".

Hablando durante una pausa de la reunión reservada, el ministro dijo que se sentía impresionado por el nivel y los resultados de las discusiones.

"La conferencia ha sido un éxito enorme. La presencia de 26 países (además de Colombia) y otras instituciones evidenció la solidaridad internacional con nuestro proceso de paz", declaró.

Ante una lluvia de preguntas sobre si los fondos se utilizarían para reforzar a los militares colombianos, el ministro dijo que por lo menos la mitad de la ayuda se asignaría a programas de recuperación social y económica.

"Este es un plan para la paz que procura fortalecer la capacidad del estado para combatir a los narcotraficantes", dijo Fernández. "No olvidemos que lo que transformó la naturaleza del conflicto colombiano fue la erupción del problema de la droga. Eliminando el tráfico de narcóticos eliminaremos el peor enemigo de la paz".

El plan, anunciado en septiembre pasado por el presidente de Colombia, Andrés Pastrana, recibió el pleno apoyo de Estados Unidos. El Congreso norteamericano recientemente asignó 1.300 millones de dólares como contribución al proyecto.

Colombia aportará 4.000 millones de dólares y también se espera ayuda de Canadá y Japón.

A la reunión de un día asisten funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores de 15 países de la Unión Europea, así como de Japón, Brasil y Canadá. Entre las organizaciones participantes figuran el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, las Naciones Unidas y la Comisión Europea.

El representante de política exterior de la Unión Europea, Javier Solana, dijo que las naciones desarrolladas compartían la culpa por el tráfico de droga de Colombia.

"Somos exportadores del ingrediente químico y consumidores del producto final", declaró Solana. "También somos responsables de proveer una solución a los otros grandes problemas de Colombia exacerbados por las drogas".

Se realizará otra reunión similar antes de fin de año en Bogotá.

Algunos sectores consideran el plan como algo vital para el futuro de Colombia. Pero las organizaciones no gubernamentales y los sindicatos de Colombia se oponen firmemente porque consideran que la ayuda, más que para erradicar la producción de cocaína, será simplemente utilizada para intensificar la lucha contra las guerrillas colombianas.

Colombia es el mayor productor de cocaína del mundo, con miles de toneladas anuales. Los cultivos son protegidos por los rebeldes y sus enemigos, los grupos paramilitares derechistas que se benefician económicamente del narcotráfico.

Más de 3.000 personas mueren anualmente en el conflicto entre el gobierno y las guerrillas. En gran parte son aldeanos víctimas de los rebeldes o los grupos paramilitares que los acusan de apoyar a sus enemigos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores