Arias Cárdenas llamó a la unión de Venezuela

El rival de Hugo Chávez en la lucha por la presidencia de Venezuela, su ex lugarteniente en la rebelión militar de 1992, Francisco Arias Cárdenas, llamó a la unificación del país y no descartó la posibilidad de trabajar con el gobierno.

01 de Agosto de 2000 | 11:31 | AFP
CARACAS.- El rival de Hugo Chávez en la lucha por la presidencia de Venezuela, su ex lugarteniente en la rebelión militar de 1992, Francisco Arias Cárdenas, llamó a la unificación del país y no descartó la posibilidad de trabajar con el gobierno.

"Hay que unir, hay que unificar al país; eso es lo que hay que hacer a partir de esta misma semana. El gobierno tiene que llamar a todos los gobernadores y a todos los actores de Venezuela, y ponerse a trabajar", indicó Arias Cárdenas, en entrevista a la televisora Globovisión.

Y aunque llamó a todos los partidos de oposición a formar una "bloque opositor", no descartó la posibilidad de trabajar con el gobierno "si me llama para buscar nuevas vías, yo estoy en la obligación de hacerlo".

"Si hay posibilidades de conversar, lo haré, yo tengo dos millones de venezolanos que me apoyaron", insistió Arias, quien salió derrotado en las elecciones del domingo, cuando obtuvo 2.078.276 votos (36,18%) frente a los 3.234.198 votos (56,3%) de Chávez, según cómputos del Consejo Nacional Electoral (CNE) tras el escrutinio del 86,68% de los votos.

El único abanderado civil, el disidente socialdemócrata Claudio Fermín obtuvo sólo 158.398 de los votos (2,17%).

Arias, que el lunes aceptó a regañadientes su derrota, confirmó que "aceptamos los resultados del CNE, criticando y revisándolos, pero no vamos a una confrontación final".

Indicó que su deseo era la paz para Venezuela, y que por eso en ningún momento había pensado en desconocer los resultados o cuestionarlos violentamente.

El ex teniente coronel del ejército dado de baja al igual que Chávez por su liderazgo en la intentona del 4 de febrero de 1992, junto a otros tres oficiales, insistió en la necesidad de crear "una oposición constructiva (...) más allá de las diferencias partidistas".

"Hay que ponerse de acuerdo para que frente al régimen haya oposición, pero una constructiva, que no rechace al gobierno porque sí, sino que le exija respuestas concretas", destacó.

Arias indicó que la responsabilidad mayor recae en la oposición de la recién electa Asamblea Nacional, que quedó dominada en 60% por el oficialista Movimiento Quinta República (MVR), con 93 de las 165 diputaciones, más las 6 de su aliado Movimiento al Socialismo (MAS), para un total de 99.

La minoría opositora quedó con 52 escaños, liderada por el socialdemócrata partido Acción Democrática (AD) con 32 curules, el conservador Proyecto Venezuela con ocho, el democristiano Copei con cuatro, la obrerista Causa Radical con tres y los restantes cinco fueron para el emergente Movimiento Primero Justicia, integrado por jóvenes políticos de la clase media.

Arias llamó a todos estos grupos antagónicos del gobierno de Chávez a "unirse, porque si logramos hacer un frente, si logramos una verdadera pluralidad en la Asamblea, no vamos a tener un gobierno que haga lo que le dé la gana, si no que tendrá que discutir, negociar".

"La batalla no terminó el domingo, la lucha continúa, estamos vivos, y el gobierno tiene que rectificar, y nosotros estaremos ahí para ver que rectifique", sentenció Arias.

Chávez, quien llamó el domingo a la unión nacional al celebrar triunfo ante miles de seguidores en el presidencial Palacio de Miraflores, deberá negociar necesariamente con la oposición las designaciones para completar los poderes del Estado, entre estos el Tribunal Supremo de Justicia, por no contar con la decisiva mayoría calificada de dos tercios de la Asamblea Legislativa.

Asimismo, deberá pactar los nombramientos del fiscal y contralor generales, el defensor del pueblo, que conforman el nuevo "poder ciudadano" o "moral", así como la designación de las directivas futuras del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Además, la oposición vigilará las inminentes leyes en materia económica y social, que se han convertido en prioritarias en un país rico en petróleo pero con 80% de sus habitantes en situación de pobreza.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores