FARC: Escalada de violencia no es por dos años de Pastrana

La ola de ataques que la guerrilla colombiana de las FARC ha desatado en los últimos días no tiene nada que ver con los dos años de mandato del Presidente conservador Andrés Pastrana, que se cumplen este lunes, señaló un alto jefe rebelde.

07 de Agosto de 2000 | 10:04 | EFE
BOGOTA.- La ola de ataques que la guerrilla colombiana de las FARC ha desatado en los últimos días no tiene nada que ver con los dos años de mandato del Presidente conservador Andrés Pastrana, que se cumplen este lunes, señaló un alto jefe rebelde.

"No tiene nada que ver con los dos años de Pastrana, lo que pasa es que estamos en guerra y mucha gente no quiere reconocerlo", declaró el líder guerrillero Iván Ríos a la privada cadena Radionet de Bogotá.

El comandante rebelde añadió que el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "acordaron negociar la paz en medio de una guerra que la insurgencia no inició, pero que quiere resolver a través de las conversaciones".

Ríos dirige el comité temático de las FARC, que canaliza las inquietudes de la ciudadanía sobre los diversos asuntos de la agenda de paz y luego las traslada a la mesa de negociaciones.

Las partes negocian un acuerdo sobre el nuevo modelo de desarrollo socioeconómico para Colombia, uno de los 12 puntos de la agenda, y, simultáneamente, examinan la propuesta que cada una hizo sobre el cese al fuego y las hostilidades.

Pastrana, en funciones desde el 7 de agosto de 1998, se felicitó el domingo por haber podido iniciar las negociaciones de paz con el mayor grupo guerrillero del país en sus dos primeros años de mandato, pero señaló que es prioritario decretar un cese del fuego y de hostilidades.

Las autoridades interpretan por cese de hostilidades el fin de los secuestros, las extorsiones y otros ataques contra los civiles no combatientes, mientras que las FARC conciben ese asunto como "la terminación de la drástica política socioeconómica del Gobierno, que está arruinando a los colombianos".

Pastrana llamó recientemente sádico al grupo marxista por desatar una escalada en varios pueblos campesinos -donde mató a decenas de civiles y policías, y destruyó con explosivos varios objetivos estatales y privados- y anunció que los organismos de seguridad aplicarán mano dura contra los rebeldes que insistan en la violencia.

El alto mando castrense señaló el sábado último que las Fuerzas Armadas ejercerán presión militar sobre el grupo marxista para obligarlo a negociar la paz.

Un nutrido comando de las FARC irrumpió el fin de semana en la población campesina de Carmen de Atrato (560 km al noroeste de Bogotá, en el selvático departamento de Chocó), en un hecho que dejó al menos dos civiles, siete soldados y dos policías muertos, según fuentes militares.

La jefatura del Ejército afirmó que en la contraofensiva fueron abatidos unos 36 guerrilleros, aunque los cadáveres no han sido mostrados a la prensa.

Los líderes de las FARC no se han pronunciado sobre la incursión en Carmen de Atrato ni sobre el número de bajas en sus filas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores