Milicias protestantes vaticinan más guerra en Irlanda

Dos milicias protestantes antagónicas, la Asociación de Defensa del Ulster y la Fuerza de Voluntarios del Ulster, advirtieron hoy que no preveían ningún fin a su rencilla, que ha causado tres muertos y esparcido el pánico por Belfast.

24 de Agosto de 2000 | 11:05 | AP
BELFAST.- Dos milicias protestantes antagónicas advirtieron hoy que no preveían ningún fin a su rencilla, que ha causado tres muertos y esparcido el pánico por Belfast.

"Hay algunos en ambos lados que están decididos a seguir peleando hasta sentir que se ha derramado suficiente sangre", dijo Billy Hutchinson, político relacionado con la Fuerza de Voluntarios del Ulster, al escuchar las noticias sobre los tres asesinatos recientes.

Un pistolero, presuntamente relacionado con la rival Asociación de Defensa del Ulster, entró anoche a una casa en el distrito Oldpark en Belfast e hirió de muerte con una pistola a Sam Rocket, de 21 años, frente a su novia.

La lucha entre la Asociación de Defensa del Ulster y la Fuerza de Voluntarios del Ulster, ambos grupos proscritos que supuestamente deben estar respetando la tregua según el acuerdo de paz de 1998, empezó a volverse mortal el lunes, cuando un presunto pistolero de la Fuerza de Voluntarios disparó contra dos ocupantes de un automóvil estacionado y los mató.

Una de las víctimas, Bobby Mahood, fue sepultado el miércoles. El funeral del otro, el veterano de la Asociación para la Defensa del Ulster Jackie Coulter, está programado para hoy.

La policía arrestó a cinco militantes protestantes en poder de varias armas justo después de ese ataque, entre ellos el hijo mayor de Rocket.

La familia Rocket una vez formó parte de la Asociación de Defensa del Ulster, pero debió salir a mediados de la década de 1990, una riña por el control de pandillas criminales. Algunos se integraron a la facción contraria.

La policía arrestó anoche a seis militantes protestantes más y encontraron seis armas de fuego.

Representantes de la Asociación de Defensa predijeron fríamente que Sammy Rocket no sería el último en morir.

"Eso es algo que esperaba" dijo John White, presidente del Partido Democrático del Ulster, que tiene lazos con la Asociación de Defensa.

Los dos grupos militantes han matado 800 civiles católicos en una campaña diseñada para castigar al Ejército Republicano Irlandés, que tiene raíces en los distritos católicos más conservadores de Belfast.

Los grupos protestantes declararon una tregua conjunta en 1994, seis semanas después de que el ERI detuvo su campaña para que Irlanda del norte deje de ser un estado de mayoría protestante ligado a Gran Bretaña.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores