Hallan cadáver de tercera víctima en torre de Moscú

El cuerpo del plomero de la torre, Alexander Shepitsyn, fue encontrado hoy. Al parecer Shepitsyn habría muerto atascado en un elevador en la mitad de la torre Ostankino.

29 de Agosto de 2000 | 11:13 | Associated Press
MOSCU.- Los investigadores dijeron hoy que hallaron el cadáver de una tercera víctima del incendio que devastó la enorme torre de la televisión de Moscú.

Fue identificado como Alexander Shepitsyn, plomero de la torre Ostankino, informó el ministerio de Situaciones de Emergencia.

No quedó en claro si Shepitsyn murió en un elevador atascado en la mitad de la torre de 531 metros, que luego se precipitó hasta el suelo. Ayer fueron identificados dos cadáveres del ascensor y los funcionarios creían que habían muerto dos personas más.

La prensa rusa lamentó la más reciente catástrofe en lo que calificó como "Agosto Negro".

"La historia rusa reciente no conoció un mes tan trágico", dice el semanario Noticias de Moscú. Recuerda las 12 víctimas del ataque dinamitero de un pasaje subterráneo de la capital, la muerte de los 118 tripulantes del submarino nuclear Kursk, que se fue a pique en el mar de Barents, y los muertos en la torre incendiada el domingo.

Las agencias de noticias rusas dijeron que el ascensor, después que cayó, fue aplastado por el contrapeso y los cables, y los cadáveres que estaban en el interior quedaron muy desfigurados.

El fuego estalló en lo alto de la torre, a 440 metros, debido a un cortocircuito, dijeron las autoridades. Luego se propagó hacia abajo, interrumpiendo las transmisiones de televisión y quemando la cubierta de observación y el restaurante.

La agencia ITAR-Tass dijo que gran parte del interior de la torre quedó ennegrecido por el humo pero que algunos equipos se salvaron. La mayor parte de los daños fueron detectados en los cables que suben por el pozo central.

La aguja de la torre se inclinó ligeramente a causa del incendio, dijeron los inspectores, suscitando temores de que la estructura hubiera quedado irreparablemente dañada, y hasta que pudiera derrumbarse.

Pero la televisora rusa NTV, que transmite desde otro punto, mostró a unos bomberos conversando en la cubierta de observación, lo que sugirió que no había peligro inmediato de que se cayera la torre.

Las cadenas de televisión continuaron transmitiendo en el interior de Rusia, a pesar del incendio de Moscú.

El presidente Vladimir Putin ordenó ayer que los principales canales de televisión reanudaran sus transmisiones dentro de una semana. Los expertos propusieron distintas soluciones que van desde la instalación de antenas en la Universidad Estatal de Moscú hasta en dirigibles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores