Un ruso y dos norteamericanos ganan Premio Nobel de Física

Zhores I. Alferov de Rusia, Herbert Kroemer, un norteamericano nacido en Alemania, y Jack Kilby, un estadounidense oriundo de Texas, ganaron hoy martes el Premio Nobel de Física por trabajos que sentaron las bases de la tecnología informática, con artefactos de uso cotidiano como la calculadora de bolsillo, el disco compacto y el teléfono celular.

10 de Octubre de 2000 | 09:11 | AP
ESTOCOLMO.- Zhores I. Alferov de Rusia, Herbert Kroemer, un norteamericano nacido en Alemania, y Jack Kilby, un estadounidense oriundo de Texas, ganaron hoy martes el Premio Nobel de Física por trabajos que sentaron las bases de la tecnología informática, con artefactos de uso cotidiano como la calculadora de bolsillo, el disco compacto y el teléfono celular.

La Academia de Ciencias de Suecia dijo que el galardón había sido otorgado porque "a través de sus inventos, los laureados con el Premio Nóbel de Física este año han sentado las bases para una estable fundamentación de la moderna tecnología informática".

Alferov es miembro del Instituto Físico-Tecnológico A.F. Ioffe, de San Petersburgo, Rusia. Compartirá con Kroemer, de la universidad de California en Santa Barbara, la mitad del premio, de nueve millones de coronas (915.000 dólares) por su labor al desarrollar tecnología utilizada en satélites de comunicaciones y en teléfonos celulares.

En cuanto a Kilby, de la empresa Texas Instruments, recibirá la otra mitad por su participación en la invención y el desarrollo de circuitos integrados y como coinventor de la calculadora de bolsillo.

Hermann Grimmeiss, de la Real Academia Sueca de Ciencias, dijo que la obra de los tres había sido invalorable para el desarrollo de la moderna tecnología informática.

"Sin Kilby no hubiera sido posible crear las computadoras personales que tenemos hoy y sin Alferov no sería posible transferir la información de los satélites a la Tierra o tener tantas líneas telefónicas entre las ciudades", dijo Grimmeiss.

Kroemer y Alferov fueron honrados por sus trabajos de investigación en semiconductores, utilizados para los teléfonos portátiles y los enlaces satelitales. La misma tecnología se usa para diodos láser, que impulsan el flujo de la información a través de la Internet. Se los usa cotidianamente en reproductores de discos compactos y lectores de códigos de barras.

Del trabajo de Kilby derivó el microchip, con el cual "nuestro ambiente está saturado de pequeños artefactos electrónicos, desde relojes electrónicos y vídeojuegos hasta minicalculadoras y computadoras personales", dice la mención.

Entrevistado por teléfono en su instituto en San Petersburgo, Alferov dijo, "mis colegas y yo estamos a punto de descorchar una botella de champagne para celebrar.

Preguntado si esperaba recibir el premio, respondió: "En verdad, no, pero tal vez un poco".

El otorgamiento de premios se inició el lunes cuando fueron galardonados con el Nóbel de Medicina Arvid Carlsson, de Suecia, y Paul Greengard y Eric Kandel, de Estados Unidos, por descubrir cómo se transmiten mensajes entre las células del cerebro. Ese tipo de hallazgo permitirá tratar la depresión y el mal de Parkinson.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores