Innovadores de la electrónica premiados con el Nobel

Jack Kilby, de 77 años, y el ruso Zhores Alferov allanaron la senda para las computadoras, los discos compactos y los teléfonos móviles que definieron una generación y pautaron el ritmo del cambio tecnológico para la siguiente.

10 de Octubre de 2000 | 17:55 | Agencias
ESTOCOLMO.- Científicos que sentaron los cimientos de la revolución informática y fueron pioneros en el desarrollo de plásticos electroconductores, ganaron el martes los premios Nobel de Física y Química.

Ambos premios, cada uno por valor de casi un millón de dólares, recompensó a hombres cuya visión allanó la senda para las computadoras, los discos compactos y los teléfonos móviles que definieron una generación y pautaron el ritmo del cambio tecnológico para la siguiente.

Jack Kilby, de 77 años, del grupo estadounidense de electrónica Texas Instruments Inc., ganó la mitad del premio de Física por su parte en la invención del microprocesador de computadora, uno de los bloques fundamentales de la revolución en la tecnología informática.

"El nacimiento del chip podría ser el más importante de la humanidad", dijo el profesor de física de la Universidad de Stanford, Stig Hagstrom. "El microprocesador nos ha hecho ingresar a una nueva sociedad, con una nueva economía".

El ruso Zhores Alferov, del Instituto Físico-Técnico A. F. Ioffe en San Petersburgo, y Herbert Kroemer, de la Universidad de California en Santa Barbara, compartirán la otra mitad por el desarrollo de semiconductores para usos prácticos en aparatos, que van desde las comunicaciones por satélite, los teléfonos celulares, los reproductores de CD y los lectores de códigos de barra.

El premio de Química fue para tres investigadores que desarrollaron plásticos capaces de conducir la electricidad y que sirven para fabricar sustancias para mejores paneles solares y pantallas antiestáticas y que, en su momento, podrían servir para producir aplicaciones desde pantallas de televisión del grosor de una hoja de papel hasta papel iluminado para recubrimiento de paredes.

El estadounidense Alan Heeger, de 64 años, de la Universidad de California en Santa Barbara, el nativo de Nueva Zelanda Alan MacDiarmid, de 73, de la Universidad de Pennsilvania, y el japonés Hideki Shirakawa, de 64 años, de la Universidad de Tsukuba, compartirán el premio, que este año tiene un valor de nueve millones de coronas suecas (913.700 dólares).

Los premios Nobel, conferidos por primera vez en 1901, fueron creados por el industrial sueco Alfred Nobel, inventor de la dinamita, fallecido en 1896.

TRIBUTO A LA CIENCIA RUSA

Alferov, de 70 años, es el primer ruso laureado con el Nobel desde que Mijail Gorbachov ganó el Nobel de la Paz en 1990, y el primer científico ruso en ganar el de Física desde 1978.

Mientras ya celebraba el premio con champán, Alferov dijo que el logro era un tributo para la ciencia rusa, a la que con frecuencia se considera que tiene menos financiamiento y es superada por la de Occidente.

"Es, indudablemente, un símbolo del reconocimiento internacional a nuestra física, soviética y rusa", dijo Alferov a Reuters por teléfono, desde su instituto de investigaciones en San Petersburgo.

Kroemer, nacido en 1928 en Alemania, fue pionero de un nuevo tipo de transistor, llamado heterotransitor, que podía manejar frecuencias mucho más elevadas que sus predecesores y que luego fue a revolucionar las comunicaciones por satélite y teléfonos móviles.

Posteriormente, y por separado, Kroemer y Alferov propusieron la utilización de la tecnología para disparar luz de láser. Ese avance fue clave para la fibra óptica, los reproductores de CD, los lectores de códigos de barra y los diodos emisores de luz utilizados en las luces de frenos de autos de la actualidad.

"Esto cambiará el mundo en un mundo mejor", dijo Erling Norrby, secretario general del Comité Nobel de Física.

PIONERO DE LA TECNOLOGIA INFORMATICA

Cuando las limitaciones físicas de los transistores amenazaban con frenar el aumento de la potencia de las computadoras, el ingeniero Jack Kilby, nacido en 1923, desató la revolución de la tecnología informática construyendo el primer chip miniaturizado de computadora en 1958.

Kilby dijo a los periodistas que quedó estremecido por la noticia del premio, aunque es dueño de más de 60 inventos, incluyendo crédito como co-inventor de la calculadora de bolsillo.

"De alguna manera todavía me encuentro estremecido. Ciertamente no era nada que anticipara, pero estoy tremendamente contento por ello", dijo a la prensa en las escalinatas de su residencia en Dallas, vistiendo una bata de baño tras haber sido despertado por los reporteros que le comunicaron la noticia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores