Clinton confía en realización de nueva cumbre de paz para Medio Oriente

Clinton espera que Israel y los palestinos realicen una nueva cumbre antes del fin de su mandato en enero, dijo un funcioanrio de la Casa Blanca a los periodistas en Chicago.

13 de Noviembre de 2000 | 17:27 | AP
CHICAGO.- El Presidente Bill Clinton no presentó reclamos a Israel en su encuentro con el Primer Ministro Ehud Barak, dijo hoy un funcionario israelí. Clinton espera que Israel y los palestinos realicen una nueva cumbre antes del fin de su mandato en enero, dijo el funcionario a los periodistas en Chicago.

El funcionario, que pidió reserva de su nombre y asistió a la reunión de Clinton con Barak, dijo que la discusión versó sobre los mecanismos para reducir la violencia que reina desde hace siete semanas, pero no entró en detalles.

Añadió que Israel no espera que la violencia desaparezca del todo, pero quiere que Arafat ordene una fuerte reducción de su intensidad, y dijo que los israelíes tienen la impresión de que Clinton coincide con ese reclamo.

Un aspecto positivo es la reducción del número de incidentes, dijo el funcionario, pero advirtió que dos emboscadas simultáneas en Cisjordania este lunes mataron a tres israelíes.

Según el funcionario, Clinton quiere una nueva cumbre de paz antes del fin de su mandato el 20 de enero. Más de 200 personas han muerto en casi dos meses de violencia, en su mayoría palestinos.

Los palestinos quieren que Israel retire sus fuerzas de las fronteras con el área palestina y congele los asentamientos judíos. También quiere que Rusia, China, Jordania, Egipto y la ONU participen como mediadores.

Barak rechaza de plano lo que llama la "internacionalización" del proceso y quiere ver una reducción de los ataques por milicianos palestinos antes de estudiar las otras opciones.

Un colaborador de Barak dijo hoy que Israel considera a la Autoridad Palestina responsable de los ataques de hoy. Gilead Sher insinuó que habría represalias, ya que Barak instruyó a los jefes de seguridad so "las medidas a tomar".

Ultimamente los dos bandos han realizado ataques de tipo comando, en una escalada que aleja aún más las posibilidades de un acuerdo de paz.

Israel asesinó a un líder miliciano palestino, y francotiradores palestinos han disparado a soldados israelíes. También se producen tiroteos a plena luz del día, cuando hasta hace poco sólo comenzaban al atardecer.

Los israelíes dicen que los choques son propios de una guerra, y rechazan el término "intifada", característico de la insurgencia civil palestina de 1987-1993, que finalmente obligó a Israel a negociar con el líder palestino Yasser Arafat.

"Lo que vemos ahora no es en realidad una intifada", dijo el canciller Shlomo Ben-Ami a la televisión. "Cuando uniformados disparan contra uniformados, yo lo llamo guerra".

Los choques fueron detonados por la visita del dirigente opositor israelí Ariel Sharon el 28 de setiembre a un santuario en Jerusalén venerado por judíos y musulmanes.

La insistencia de Israel en compartir, en lugar de entregar el lugar, que los judíos llaman Monte del Templo y los musulmanes Santuario Noble, frustró los avances logrados por las negociaciones de paz julio en Camp David, en Estados Unidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores