Parlamento europeo disconforme con tratado de Niza

Los portavoces de los principales grupos políticos de la Eurocámara denunciaron que el acuerdo alcanzado por los jefes de Estado y de Gobierno en Niza no cumple las expectativas fijadas para la reforma de las instituciones comunitarias.

12 de Diciembre de 2000 | 11:41 | EFE
ESTRASBURGO.- El pleno del Parlamento Europeo vertió este martes duras críticas contra el Tratado de Niza, cuyos detalles expuso en el hemiciclo de Estrasburgo el Presidente francés, Jacques Chirac.

Los portavoces de los principales grupos políticos de la Eurocámara denunciaron que el acuerdo alcanzado por los jefes de Estado y de Gobierno en Niza no cumple las expectativas fijadas para la reforma de las instituciones comunitarias. No obstante, salvo los grupos más conservadores y euroescépticos, ninguno apeló a bloquear su ratificación, que deberán realizar el Parlamento Europeo y los parlamentos de los quince países de la UE a lo largo del año próximo.

Chirac apaciguó las críticas al admitir al principio de su intervención que el Tratado de Niza no satisface todas las aspiraciones, aunque consigue una reforma de las instituciones comunitarias que los Quince dejaron pendiente hace tres años en Amsterdam y levanta la última hipoteca sobre la ampliación de la Unión.

El Mandatario francés se amparó en la opinión pública para justificar los escasos logros de Niza en algunos capítulos, como la extensión de las materias en las que se decidirá por mayoría cualificada, al afirmar que no servía de nada pactar cosas que luego rechazaran los ciudadanos europeos. Advirtió, además, que de no haberse logrado un acuerdo en Niza "algo que pudo suceder hasta el último minuto" se habría detenido el proceso de ampliación de la UE "y eso era lo peor que podría haber pasado".

Permitir la ampliación, dijo Chirac, "era el objetivo y si el resultado no cubre todas las ambiciones de esta Cámara, lo comparto, pero el realismo se impone". El llamamiento al realismo de Chirac no impidió a los portavoces de los grupos políticos criticar un acuerdo que calificaron de poco transparente. Más de veinticuatro horas después de su conclusión todavía no está disponible el texto.

El presidente del grupo Popular Europeo (PPE), Hans Poettering, afirmó que el Tratado de Niza no logrará ni hacer las decisiones de la UE más transparentes ni ampliar su base democrática garantizando al Parlamento Europeo el derecho de codecisión en nuevas materias.

Poettering lamentó la batalla entre los países "grandes" y "pequeños" de la UE a raíz del reparto de votos en el Consejo de Ministros, lo que puso de manifiesto, dijo, "la estrechez de miras" y la falta de europeísmo de algunos países.

También tuvo una dura intervención el portavoz del grupo socialista, Enrique Barón, para quién no hay "grandes motivos de satisfacción ante un compromiso arrancado a tirones, con nocturnidad y que dificultará la toma de decisiones en la UE".

"No sólo se mantiene la unanimidad para muchas decisiones sino que tenemos ahora otra un listón para lograr la mayoría para aprobarlas más alto que equivale casi a un derecho de veto", señaló. "Algunos jefes de gobierno deberían volver a la escuela para recibir lecciones de aritmética", remachó Barón.

El portavoz socialista también criticó que no se refuercen los poderes ni de la Comisión ni del Parlamento Europeo, "que son las instituciones que deben reflejar el interés común de todos los pueblos" en una Europa ampliada. Tanto el portavoz socialista como el del grupo Verde, el belga Paul Lannoye, reclamaron un cambio en el método utilizado para negociar este nuevo Tratado.

Ambos pidieron que para la próxima reforma se siga el método de la Convención utilizado para redactar la Carta Europea de los Derechos Fundamentales, por considerar que es mucho más abierto y permite la participación de los ciudadanos y los parlamentos nacionales. Lannoye denunció también que con el Tratado de Niza el Parlamento Europeo "perderá peso en las decisiones europeas aunque tendrá más diputados" y resaltó que por primera vez en la cámara todas las fuerzas políticas coincidían en la "falta de visión europea" de los jefes de gobierno.

En la misma dirección dirigió sus críticas el portavoz liberal, el irlandés Pat Cox, para quien as discusiones de Niza se basaron "más en cómo bloquear las decisiones en vez de cómo facilitarlas", lo que demuestra la mayor tendencia de los Quince a funcionar "de forma intergubernamental en vez de europeísta".

Cox resumió la opinión del hemiciclo sobre el Tratado de Niza al destacar que a pesar de sus "muchos puntos flacos" al menos hay un acuerdo. "Si no se hubiera logrado estaríamos ante una grave crisis política e institucional y enviaríamos un mensaje a los países candidatos (a la adhesión) de que estamos bloqueados", dijo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores