Bush centra su atención en los temas de defensa

El Presidente electo de EE.UU. sostendrá diversas reuniones con sus asesores para definir los temas de defensa. Además deberá enfrentar las críticas a la designación de Linda Chávez como secretaria del Trabajo, tras divulgarse que le dio "dinero para sus gastos" a una supuesta inmigrante ilegal procedente de Guatemala.

08 de Enero de 2001 | 08:23 | Reuters
AUSTIN (TEXAS).- George W. Bush vuelve su atención el lunes a asuntos militares, al tiempo que continúa sus preparativos finales para asumir la presidencia, la ceremonia de juramento como nuevo Presidente de Estados Unidos será el 20 de enero, reuniéndose con miembros de su equipo de seguridad nacional y dirigentes del Congreso en materia de defensa.

Se espera que el presidente electo discuta temas que incluyen sus planes de reforzar las fuerzas armadas estadounidenses, revisar los despliegues militares al exterior y proceder con un programa nacional de defensa de misiles propuesto por Rusia y China y cuestionado por aliados estadounidenses.

El vicepresidente electo, Dick Cheney; el designado secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y Condoleezza Rice, nombrada como asesora de seguridad nacional, tienen previsto acompañar a Bush en la reunión con un grupo de dirigentes de ambos partidos de comisiones que tratan asuntos militares en la Cámara de Representantes y el Senado.

Entre los legisladores que tienen previsto asistir a la reunión que se realizará en el hotel Four Seasons, de Austin, están el presidente de la comisión senatorial de servicios armados, el republicano John Warner, y un miembro demócrata de dicha comisión, Carl Levin. "Estamos muy contentos de que este distinguido grupo de dirigentes del congreso venga a una reunión. Esta será (...) para discutir la reconstrucción del ejército de la nación y lo que nuestra defensa necesita y debe ser", dijo la semana pasada Ari Fleischer, portavoz de Bush.

Además, George W. Bush también podría enfrentar nuevas interrogantes sobre su elección de la comentarista conservadora Linda Chávez como secretaria del Trabajo, tras divulgarse que Chávez dio "dinero para sus gastos" a una supuesta inmigrante ilegal procedente de Guatemala que vivió en su casa y desempeñó tareas domésticas.

La revelación hecha el domingo originó preguntas de senadores demócratas y grupos sindicales que critican la designación de Chávez debido a su oposición a la denominada ley de acción afirmativa y sus posiciones consideradas hostiles a los derechos de los trabajadores.

Un portavoz de Bush dijo el domingo que la guatemalteca que vivió en la casa de Chávez alrededor de un año, durante 1991-1992, desempeñó tareas domésticas ocasionales, pero que Chávez no la contrató y que simplemente le dio "dinero para sus gastos" El portavoz, Tucker Eskew, dijo que Bush tiene "absolutamente" plena confianza en Chávez.

En sus ediciones del lunes, el diario Washington Post identificó a la mujer como Marta Mercado, y citó a Chávez defendiendo su actitud. "Si alguien viene a mí necesitando refugio y necesitando ayuda bajo las mismas circunstancias, trataría de ayudarle. No cerraría las puertas a una mujer que no tiene lugar donde vivir y que ha sido maltratada", dijo.

Según el Post, Mercado dijo que vivió en casa de Chávez durante dos años, y que por primera vez le contó sobre su estado ilegal unos tres meses después, en 1991. Asimismo, dijo que Chávez hizo arreglos para que Mercado trabajara para una vecina, que le pagaba en efectivo, y Chávez le daba 100 ó 200 dólares cada uno o dos meses. "En realidad, no fui empleada" de Chávez, dijo Mercado, según el Post.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores