FARC liberará a soldados y policías cautivos en Colombia

La guerrilla colombiana dejará en libertad a más de 100 efectivos capturados en combate; con este gesto pretende demostrar su dispocición a encontrar un acuerdo con el gobierno colombiano.

09 de Enero de 2001 | 10:47 | AFP
BOGOTA.- La guerrilla colombiana de las FARC dejará en libertad el próximo mes a más de 100 militares y policías que capturó en combates, en una acción unilateral y sin contraprestaciones tendiente a "demostrar su voluntad de paz" con el Gobierno, señalaron este martes los medios informativos.

Según el telenoticiero NTC, la jefatura rebelde ya comunicó esa decisión al alto comisionado para la paz del Gobierno, Camilo Gómez, y será ejecutada al margen de un acuerdo que las partes discuten para liberar a los combatientes enfermos.

A su vez, el diario "El Tiempo" indicó que, "como gesto humanitario, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) estarían en disposición de liberar a un grupo de policías y militares en cautiverio -entre 100 y 150- a mediados de febrero".

"La entrega, según voceros insurgentes, se haría sin exigir contraprestación alguna por parte del grupo rebelde", apuntó el rotativo. En otras ocasiones, la dirigencia guerrillera ha expresado su deseo de 'canjear' a unos 500 efectivos de la fuerza pública que mantiene como rehenes por un número similar de insurgentes encarcelados.

Una fuente gubernamental consultada por la AFP dijo que el presidente Andrés Pastrana, Gómez y otros altos funcionarios se reunirán "en las próximas horas para evaluar la situación con las FARC", pero se abstuvo de confirmar o desmentir la versión de que los rebeldes comunicaron al alto comisionado su decisión de liberar a los efectivos de la fuerza pública.

Las FARC liberaron en julio de 1997 a más de 60 militares que habían capturado en combates, sin exigir contraprestación alguna. No obstante, el entonces presidente colombiano, Ernesto Samper (1994-98), ordenó el retiro de las tropas regulares del selvático municipio de Cartagena del Chiará (sur) para facilitar la liberación.

Gómez y el máximo jefe de las FARC, Manuel Marulanda ('Tirofijo'), han discutido en las últimas semanas los términos de un acuerdo humanitario para liberar a los combatientes enfermos de lado y lado. El alto comisionado y los líderes rebeldes se entrevistaron por última vez el jueves pasado, en la zona desmilitarizada de 42.000 km2 del sur del país, para hablar sobre las acusaciones del Ejército de que las FARC asesinaron, el pasado 29 de diciembre, al congresista opositor Diego Turbay y a otras seis personas. Los insurgentes niegan ese cargo.

El anuncio de que la guerrilla está dispuesta a liberar a los policías y soldados se produce en momentos en que el proceso de paz que emprendió hace dos años con el Gobierno atraviesa por una crisis, a raíz del asesinato de Turbay.

Las FARC congelaron las conversaciones el pasado 14 de noviembre, alegando que el Gobierno no combate vigorosamente a los paramilitares de ultraderecha. Asimismo, el anuncio se conoció a 22 días de que venza el plazo legal de la zona desmilitarizada, el escenario de las conversaciones de pacificación y bajo control rebelde desde noviembre de 1998. La jefatura guerrillera ha dicho que el fin de la zona del 'despeje' supondrá también el término del proceso de paz y, en consecuencia, la guerra total, lo que Pastrana se ha negado tajantemente a propiciar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores