Defensa presenta argumentos de inocencia en caso Lockerbie

Los abogados defensores en el juicio del avión Pan Am que estalló en la localidad de Lockerbie en 1988, rechazaron elementos esenciales de los argumentos de la fiscalía, a fin de salvar a dos ciudadanos libios de ser condenados a cadena perpetua por el atentado.

11 de Enero de 2001 | 16:07 | Reuters
CAMP ZEIST, Holanda.- Los abogados de la defensa en el juicio de Lockerbie rechazaron elementos esenciales de los argumentos de la fiscalía, a fin de salvar a dos ciudadanos libios de ser condenados a cadena perpetua por un atentado de aviación que mató a 270 persona en 1988.

La defensa busca sembrar suficientes dudas en el panel de tres jueces para obtener la absolución de los libios, alegando que grupos de palestinos radicales tenían motivos y medios para ejecutar el atentado. "Aunque la defensa no puede probar la responsabilidad, puede mostrar al tribunal que hay alguna información relevante que apunta lejos de...la presunta culpabilidad de los dos acusados", dijo William Taylor, abogado de Abdel Basset al-Megrahi.

Megrahi y Al-Amin Khalifa Fahima niegan haber sido los autores intelectuales del atentado contra un Boeing 747 de Pan Am, que se dirigía a Nueva York y que estalló cuando sobrevolaba el pueblo escocés de Lockerbie, el 21 de diciembre de 1988. Taylor dijo que una célula del Frente Palestino de Lucha Popular, que tiene respaldo sirio, tenía intenciones y medios para destruir una aeronave civil, y estaba tan interesado en ello que compró los horarios de Pan Am y relojes automáticos muy parecidos a los usados en la bomba que hizo estallar el avión.

La defensa también busca incriminar al comando general de Frente Popular para la Liberación de Palestina. Taylor rechazó el principal argumento de la fiscalía de que una maleta que contenía una bomba fue depositada originalmente en un avión con destino a Francfort y luego transferida al fatídico vuelo en el aeropuerto Heathrow de Londres.

"La fiscalía no ha probado que un dispositivo explosivo fue introducido en el aeropuerto Luqa de Malta", dijo ante el panel de tres magistrados, que dirigen el proceso judicial en una antigua base estadounidense en Holanda.

La acusación dice que Megrahi y Fahima eran miembros de la inteligencia libia que trabajaban como empleados de las Aerolíneas Arabes Libias en el aeropuerto Luqa de Malta, y que Megrahi era un miembro de alto rango de esos servicios, con acceso a relojes automáticos, detonadores y explosivos.

"La acusación de que (Megrahi) era un miembro de los servicios de inteligencia libios en el momento en que se dice se cometió el asesinato no ha sido probada", ripostó Taylor. La carga de la prueba recae sobre la fiscalía. La defensa no necesita probar nada, y por eso no tiene obligación de presentar testigos -sólo ha recurrido a tres-.

Sin embargo, ha interrogado exhaustivamente a los testigos de la fiscalía, para exponer sus inconsistencias. En sus argumentos finales, la fiscalía dijo el miércoles que que no había evidencia que vinculara a grupos palestinos con el atentado.

El otro abogado defensor, Richard Keen, podría presentar su argumento final la semana próxima, y luego los jueces se retirarán a deliberar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores