Ejecutarán mañana a dos palestinos por colaboracionismo

Se trata de dos palestinos acusados de colaborar con los judíos. Ellos habrían facilitado la muerte de cinco palestinos de Hamas. Ambos veredictos no admiten apelación y el presidente Arafat se negó a conmutar la pena de muerte por una de prisión, como permite la ley.

12 de Enero de 2001 | 19:12 | AFP
GAZA- Dos palestinos condenados por colaboracionismo con Israel serán ejecutados el sábado por la mañana tras la confirmación por parte del presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, de la sentencia de muerte pronunciada contra ellos, anunció este viernes el ministro de Justicia palestino Freih Abu Meddeine.

Majdi Makaui, de 28 años, fue condenado el jueves por el Tribunal de Seguridad del Estado de la Franja de Gaza a ser fusilado por un pelotón de ejecución por haber comunicado informaciones a los servicios de seguridad israelíes, utilizadas para asesinar a cuatro palestinos del Fatah, movimiento de Arafat.

El otro palestino es Allan Beni Uda, condenado también a muerte el 7 de diciembre por el Tribunal de Seguridad del Estado de la Autoridad Palestina en Naplusa (Cisjordania) por colaboracionismo con Israel y por haber provocado el asesinato de su primo, un artificiero del movimiento islamista Hamas.

Ambos veredictos no admiten apelación y el presidente Arafat se negó a conmutar la pena de muerte por una de prisión, como permite la ley. Las ejecuciones tendrán lugar en Naplusa y Gaza, en los cuarteles de la policía palestina, agregó Meddeine.

Serán las dos primeras ejecuciones por actos de colaboracionismo como consecuencia de una decisión judicial.

Desde la creación en 1994 de la Autoridad Palestina, tres palestinos fueron ejecutados en Gaza por crímenes de derecho común. La ejecución de Allan Beni Uda será la primera en Cisjordania.

Majdi Makaui reconoció haber dado información a los servicios israelíes sobre su sobrino, miembro del Fatah, y sobre otros tres miembros del movimiento, permitiendo al ejército israelí lanzar una operación que se saldó con la muerte de los cuatro palestinos del Fatah el 22 de noviembre pasado.

El acusado fue condenado por "colaboración con el enemigo, amenaza contra la seguridad nacional y participación en un asesinato".

En diciembre pasado, aseguró a la televisión palestina que pensaba que los israelíes sólo querían interrogar a su sobrino, Jamal Abdel Razek.

Abdel Razek, de 30 años, uno de los principales responsables de las milicias paramilitares del Fatah, murió en una emboscada del ejército israelí en la carretera que lleva a Rafah, cerca de la frontera egipcia, en Jan Yunes.

Uni Idher, de 38 años, Nael al-Lidaui,de 20 años, y Sami Nasr Abu Lebban, de 28 años, murieron en la misma operación.

El ejército israelí declaró entonces que se había instalado una barrera para detener a Jamal Abdel Razek, buscado por su participación en varios ataques antiisraelíes, y que las cuatro víctimas, a bordo de dos vehículos,habían intentado forzar la barrera, obligando a los soldados a disparar.

El otro condenado a muerte, Allan Beni Uda, reconoció ante el tribunal haber colaborado con Israel pero negó estar implicado directamente en la muerte de su primo Ibrahim Beni Uda, el 23 de noviembre pasado en Naplusa, en la explosión del vehículo del condenado.

El director de una organización de defensa de los derechos humanos,Palestinian Human Rights Monitoring Group, había condenado el veredicto,recordando que se trataba de la condena a muerte número 31 pronunciada por la justicia palestina desde 1994.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores