Se reanudan conversaciones dominadas por pesimismo en Medio Oriente

Israelíes y palestinos han dejado en claro que ven pocas posibilidades de un resultado exitoso en las conversaciones de Taba, aunque ninguna desea ser culpada de no agotar todas las opciones en los primeros días de George W. Bush en la presidencia de Estados Unidos.

22 de Enero de 2001 | 11:31 | Reuters
TABA.- Israelíes y palestinos sostuvieron el lunes nuevas conversaciones de paz en Egipto, sin que se registraran señales de un avance significativo que pudiera ayudar al Primer Ministro israelí, Ehud Barak, a ganar unas elecciones frente a su rival militarista Ariel Sharon.

En una aparente muestra de buena voluntad, Israel abrió sus fronteras con la Franja de Gaza y Cisjordania a 16.000 palestinos a los que les concedió permisos de trabajo el mes pasado.

La prohibición de viajes fue levantada a pesar de una bomba plantada a la orilla de una carretera que hirió a un soldado israelí cerca del asentamiento judío de Netzarim en Gaza, el más reciente suceso de violencia en 16 semanas de enfrentamientos en los que han muerto al menos 368 personas, en su mayoría palestinos.

Testigos palestinos dijeron que Israel cerró los cruces de Netzarim después de la explosión, ocurrida un día después de que tropas israelíes mataron a un manifestante palestino de 15 años que les lanzaba piedras en Gaza.

"Todavía estamos conversando", dijo a los periodistas el ministro israelí de Justicia, Jossi Beilin, al salir de una reunión que duró alrededor de tres horas y media en el balneario de Taba, en el Mar Rojo.

Por su parte, el presidente del Parlamento Palestino, Ahmed Korei, dijo que "todos los temas que representan las claves de un acuerdo están en discusión".

"Todavía hay brechas, pero estamos trabajando muy seriamente para ver si es posible cerrar esas brechas. Los temas son difíciles y las brechas todavía son grandes", agregó.

Funcionarios dijeron que dos comisiones, una lidiando con fronteras, Jerusalén y asuntos de seguridad y la otra con refugiados, reanudarían sus labores posteriormente en el día. Las dos partes accedieron a formar los grupos de trabajo en una primera ronda de conversaciones la noche del domingo.

Barak, de 58 años, quiere lograr progresos en las conversaciones de Taba, que podrían extenderse por 10 días, para mejorar sus posibilidades de derrotar a Sharon, de 72 años, en las elecciones del 6 de febrero.

Las encuestas de opinión indican que su rival derechista, odiado por muchos árabes, ganará por amplio margen.

Domina pesimismo

Ambas partes han dejado en claro que ven pocas posibilidades de un resultado exitoso en las conversaciones de Taba, aunque ninguna desea ser culpada de no agotar todas las opciones en los primeros días de George W. Bush en la presidencia de Estados Unidos.

El ministro palestino Nabil Shaath dijo a la radio La Voz de Palestina que Israel quería hacer de las propuestas del ex presidente estadounidense Bill Clinton la base para las negociaciones.

Sin embargo, los palestinos insisten en que las resoluciones 242, 338 y 194 de la ONU sean el punto de partida, agregó.

Una fuente política israelí cercana a las conversaciones dijo que Barak no haría más concesiones a los palestinos, lo que sería inadecuado en víspera de unas elecciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores