Resurgen esperanzas de alcanzar un acuerdo de paz en Medio Oriente

Las conversaciones entre israelíes y palestinos en Taba - que no tenían buenos augurios en un comienzo- están dando algunas luces sobre algún acuerdo de los puntos tratados. Según el Ministro palestino de información "la atmósfera no es negativa y las discusiones sobre refugiados y los territorios, incluido Jerusalén, tienen lugar de una forma muy seria y detallada".

22 de Enero de 2001 | 18:07 | Reuters
TABA.- Israelíes y palestinos sostuvieron este lunes nuevas conversaciones de paz en Egipto, que dejaron un leve destello de esperanza de que se pueda firmar un acuerdo que ayude al Primer Ministro de Israel, Ehud Barak, a ganar las elecciones frente a su rival derechista Ariel Sharon.

"La atmósfera no es negativa y las discusiones sobre refugiados (palestinos) y los territorios, incluido Jerusalén, tienen lugar de una forma muy seria y detallada", dijo el Ministro palestino de Información, Yasser Abed Rabbo.

"Si tal atmósfera continúa hasta fines de semana, quizás tendremos una agradable sorpresa. Eso no significa que hemos llegado a un acuerdo en cualquiera de los temas, sino que las conversaciones se realizan de forma profunda y seria".

El Ministro del gabinete israelí y negociador de paz, Amnon Lipkin-Shahak, dijo que los palestinos habían enviado una delegación suficientemente amplia para discusiones sustantivas. "Si es posible alcanzar un acuerdo en los temas centrales, creo que sería un logro muy importante para todo lo que suceda después de la elección", declaró a Israel Televisión en una entrevista desde Taba. Pero dijo que dudaba que los negociadores pudieran superar las diferencias en temas cruciales antes de que el Primer Ministro Barak se enfrente a Sharon en las elecciones del 6 de febrero.

"No creo que haya ninguna posibilidad (de un acuerdo completo) para el día de las elecciones", afirmó Lipkin-Shahak.

Por su parte, el negociador palestino Hassan Asfour dijo que algunos miembros de su equipo se dirigirían el lunes a la cercana ciudad israelí de Eilat, para sostener conversaciones con negociadores israelíes, tras la ronda de Taba.

Los negociadores están divididos en dos comisiones, uno que examina las fronteras, la seguridad y Jerusalén, y otro que revisa el tema de los refugiados palestinos.


Estudio de las diferencias

Anteriormente el lunes, negociadores palestinos e israelíes dijeron que las conversaciones eran un serio intento de explorar las diferencias entre ambas partes, pero no mostraron optimismo en cuanto a eliminarlas rápidamente.

Una fuente palestina cercana a las negociaciones dijo que estas producirían "un acuerdo total o nada en absoluto" e insistió en que los palestinos no se apurarían en hacerle concesiones a Barak para ayudarlo a derrotar a Sharon en las elecciones. "No dejaremos que el 6 de febrero penda sobre nosotros como una espada", indicó la fuente.

En una aparente muestra de buena voluntad, Israel abrió sus fronteras con la Franja de Gaza y Cisjordania a 16.000 palestinos, a los que concedió permisos de trabajo el mes pasado.

La prohibición de viajes fue levantada a pesar del estallido de una bomba plantada a la orilla de una carretera que hirió a un soldado israelí cerca del asentamiento judío de Netzarim en Gaza, el más reciente suceso de violencia en 16 semanas de enfrentamientos en los que han muerto al menos 368 personas, en su mayoría palestinos.

Testigos palestinos dijeron que Israel cerró los cruces de Netzarim tras la explosión, ocurrida un día después de que tropas israelíes mataron a un manifestante palestino de 15 años que les lanzaba piedras en Gaza.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores