Nuevas protestas de "Falun Gong" en China

Seguidores de Falun Gong se dirigieron al centro de la plaza de Tiananmen y comenzaron a gritar consignas como "Falun Dafa es Dios", en un incidente que ocurre sólo un día después de que otros cinco miembros de la secta se inmolaran en el mismo lugar.

24 de Enero de 2001 | 08:34 | EFE
PEKIN.- Varios miembros de la prohibida secta Falun Gong volvieron a saltarse hoy, miércoles, el cerco policial que rodea la Plaza de Tiananmen en Pekín y escenificaron nuevos actos de protesta contra la persecución que sufre su grupo por la policía china.

En línea con la táctica habitual de este grupo, los seguidores de Falun Gong se dirigieron al centro de la plaza y comenzaron a gritar consignas como "Falun Dafa es Dios", en un incidente que ocurre sólo un día después de que otros cinco miembros de la secta se inmolaran en el mismo lugar.

Poco después, varios policías de paisano, aleccionados para reprimir la más mínima expresión de desobediencia civil por parte del grupo, se abalanzaron sobre ellos y se los llevaron a la fuerza en un furgón policial, según testigos presenciales. En vísperas del inicio del Nuevo Año en China, que según el calendario lunar comenzó hoy, 24 de enero, las autoridades chinas habían emitido una circular, reproducida por los principales medios del país, en la que advertían a la población de severos castigos contra cualquiera que se atreviera durante estos días a "romper el orden público".

Según todos los indicios, esta nueva "vuelta de tuerca" por parte de las autoridades no arredró al grupo a protagonizar en la jornada de ayer, y por primera vez desde su prohibición en agosto de 1999, "un suicidio a lo bonzo" que acabó con una mujer muerta y otras cuatro personas heridas. De acuerdo con lo señalado en la página que el grupo tiene en internet, el suicidio o el asesinato no se encuentran entre las enseñanzas del fundador, Li Hongzhi.

Durante la jornada de hoy, día de asueto para la inmensa mayoría de los chinos, cumpliendo con la tradición muchos pequineses se han dirigido a la plaza con sus familiares y se han encontrado con que eran registrados uno por uno a su entrada a la misma. Este miércoles ningún medio de comunicación en lengua china se hace eco del incidente de inmolación protagonizado por miembros de Falun Gong ayer en el centro de Pekín.

El aumento de la represión del grupo por parte de Pekín durante los últimos meses, en forma de propagar informaciones en su contra, en unos casos, y de silenciar sus actuaciones, en otros, responde, según los expertos, al miedo de las autoridades a que estos hechos puedan afectar negativamente a la candidatura de Pekín para albergar los Juegos Olímpicos de 2008.

Falun Gong (Rueda de la Vida) es una doctrina que combina principios budistas, taoístas y ejercicios de meditación, y cuenta con más de 60 millones de seguidores en todo el país y otros 30 en el extranjero. Pekín la considera "la peor amenaza para la supervivencia del Partido Comunista Chino", al que supera en número de afiliados y entre cuyos miembros se infiltra.

Según el Centro de Información de Derechos Humanos, presidido por Frank Lu, ex dirigente estudiantil de Tiananmen, desde que fue declarado ilegal en julio de 1999, más de 50.000 miembros han sido detenidos, expedientados o internados en campos de reeducación por el trabajo, y 98 han muerto en extrañas circunstancias mientras se encontraban bajo custodia policial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores