Renunció ministro británico para Irlanda del Norte

Tras ratificarse que tuvo injerencias en la cesión de un pasaporte inglés a un empresario indio, Mandelson deja su cargo cuando el proceso de paz de Irlanda del Norte continúa estancado, mientras se celebran intensos contactos entre los gobiernos de Londres y Dublín con los políticos norirlandeses para impulsarlo.

24 de Enero de 2001 | 12:05 | EFE
LONDRES.- El ministro británico para Irlanda del Norte, Peter Mandelson, dimitió este miércoles de su cargo al conocerse que intervino para la concesión de un pasaporte del Reino Unido a un empresario indio que patrocinó la polémica Cúpula del Milenio de Londres.

Esta es la segunda vez que Mandelson se ve obligado a dejar el Gobierno desde la llegada de los laboristas al poder, en mayo de 1997. Esta última dimisión de Mandelson, considerado la "eminencia gris" y jefe de la campaña electoral del Partido Laborista, se produce a cuatro meses de las elecciones generales, previstas para mayo próximo.

El Primer Ministro británico, Tony Blair, quien mantiene una larga amistad con Mandelson salió ayer, martes, en su defensa, pero hoy, ante la escalada del escándalo, le llamó a su despacho del 10 de Downing Street para que aclarase la situación. Tras reunirse con Blair, Mandelson, visiblemente afectado, anunció su dimisión ante los medios de comunicación a la puerta de la oficina del primer ministro.

En diciembre de 1998, Mandelson tuvo que renunciar al cargo de ministro de Industria y Comercio que ocupaba por entonces a raíz escándalo por aceptar un préstamo de 373.000 libras (alrededor de medio millón de dólares) del multimillonario Geoffrey Robinson, quien fue el tesorero del Partido Laborista.

Menos de un año después de dimitir, Peter Mandelson regresó al Gobierno por la puerta grande como titular para Irlanda del Norte, uno de los puestos más exigentes en el Ejecutivo británico. En esa ocasión, Mandelson sustituyó en el Ministerio para Irlanda del Norte a la campechana y popular Mo Mowlam, quien le cedió el cargo a regañadientes para pasar a ocupar el de ministra coordinadora del Gobierno.

Como ministro de Irlanda del Norte, Mandelson tomó hace un año la difícil decisión de suspender hace alrededor de un año las instituciones autónomas norirlandesas ante la falta de avances en el desarme del Ejercito Republicano Irlandés (IRA), pero volvió a restaurarlas en mayo de 2000.

Mandelson deja su cargo cuando el proceso de paz de Irlanda del Norte continúa estancado, mientras se celebran intensos contactos entre los gobiernos de Londres y Dublín con los políticos norirlandeses para impulsarlo. Poco después la abrumadora victoria electoral laborista en 1997, Blair rindió homenaje a su asesor y amigo, al afirmar que sin él no hubiera existido el "Nuevo Laborismo", la reforma del partido que posibilitó su llegada al poder.

Mandelson fue uno de los principales ideólogos del "Nuevo Laborismo" y el desplazamiento del partido al centro, lo que le reconcilió con la clase media después de la "travesía del desierto" de la formación durante los años ochenta, cuando estuvo caracterizada por su radicalismo izquierdista.

Pero desde la llegada al poder del laborismo la figura de Mandelson coqueteó siempre con el escándalo y la mala prensa. Nombrado ministro sin cartera en mayo de 1997, la prensa hizo pronto de él uno de sus blancos favoritos, al acusarle de intentar persuadir a los medios para que interpretaran las noticias del modo más favorable posible al laborismo.

Una de sus principales ambiciones, ocupar una cartera "de verdad", se vio colmada cuando Blair le nombró ministro de Comercio e Industria. La sombra del escándalo ha perseguido a Mandelson en su carrera política desde que en octubre de 1998 un periodista y ex diputado le denunciara públicamente en la televisión como homosexual encubierto.

Nieto del ministro laborista Herbert Morrison, Mandelson procede de una familia de ideología férreamente de izquierdas. Trabajó en el departamento económico de la central sindical Trade Union Congress (TUC), fue concejal en la Junta Muncipal de Lambeth, en el sur de Londres, y finalmente trabajó como productor en la emisora de televisión "London Weekend Television" antes de meterse de lleno en la política.

A mediados de los años ochenta fue nombrado por el entonces líder laborista, Neil Kinnock, director de Comunicaciones, cargo que abandonó en 1990 para convertirse en 1992 en diputado por la circunscripción de Hartlepool, en el norte de Inglaterra.

En 1994 entró en los cargos dirigentes del laborismo, como uno de los encargados de disciplina del partido, y un año después formaba parte del "gobierno en la sombra", como portavoz para asuntos del funcionariado. Tras la muerte del líder del partido, John Smith, en 1994 Mandelson desempeñó un papel decisivo al aupar la figura de su amigo Tony Blair al frente de la formación y pergeñar, junto a él y el actual ministro de Economía, Gordon Brown, las doctrinas del "Nuevo Laborismo" y la "Tercera Vía" que alejaban a la formación del socialismo tradicional.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores