Campesinos colombianos critican acuerdo de zona de diálogos entre ELN y Gobierno

Capesinos del departamento colombiano de Bolívar insisten en que la zona de diálogo asignada por el gobierno a la Guerrilla de Liberación Nacional(ELN) debe ser consultada a la población antes de entrar en marcha. En tanto el Estado anunció un reglamento para regir la futura área de negociación.

27 de Enero de 2001 | 19:05 | Efe
Bogotá.- Los campesinos del departamento colombiano de Bolívar (norte) insistieron hoy en que la zona de diálogos acordada por el Gobierno y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) en esa provincia, para abrir negociaciones de paz, debe ser consultada con la población antes de empezar a funcionar.

El viernes, el Gobierno y el ELN anunciaron un "reglamento" de sesenta puntos para regir la futura área de negociación, que tendrá unos 3.000 kilómetros cuadrados, estará situada en dos municipios del sur de Bolívar, durará nueve meses, tendrá supervisión internacional y estará vigilada por una policía cívica.

Sin embargo, advirtieron de que el área no empezará a operar sin antes consultar a las gentes de la región, que temen que se incremente la violencia en dicho territorio, en el que operan paramilitares de derecha y miembros de otras guerrillas izquierdistas distintas al ELN.

Los portavoces de la región lamentaron que el Gobierno y el ELN no hubieran garantizado el fin de los combates y de los secuestros como forma de financiación del movimiento guerrillero.

Lincoln Castilla, portavoz del movimiento "No al Despeje" (grupo del sur de Bolívar contra la desmilitarización), manifestó que, aunque no se oponen al proceso de paz, bloquearán las carreteras y realizarán protestas si no son tenidas en cuenta sus opiniones.

Advirtió de que "si el Gobierno procede a llevar a cabo un despeje arbitrario, que no esté de acuerdo con las comunidades, acudiremos a las vías de hecho".

Por su lado Celso Martínez, líder de la Asociación Civil por la Paz, Asocipaz, afirmó que "el Gobierno no puede tomar determinaciones sin contar con los habitantes de la región y lo que esos habitantes piden es que haya normas claras o de lo contrario no habrá zona de diálogo".

La falta de un acuerdo para detener los combates también fue criticada por el aspirante presidencial Alvaro Uribe Vélez, enemigo declarado del establecimiento de zonas neutrales y acérrimo crítico de la guerrilla.

Sin embargo, la directora de la Red de Iniciativas por la Paz (Redepaz), Ana Teresa Bernal, destacó que "lo importante es que ya está listo un reglamento" que "garantiza el respeto a los derechos y libertades de los habitantes del área".

El empresario Sabas Pretelt, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes y del Consejo Gremial, que reúne a las mayores organizaciones empresariales, afirmó que "sería lamentable que por falta de concertación se quedaran en el aire las expectativas creadas".

El ELN, fundado en 1965 y que tiene 5.000 integrantes, es la segunda guerrilla del país en importancia después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que establecieron negociaciones de paz con el Gobierno en octubre de 1999, pero las suspendieron en noviembre pasado por discrepancias con el Ejecutivo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores