Ecuador: Paro indígena sigue pese a emergencia

Miles de indígenas siguen atrincherados en una universidad católica de Quito mientras grupos de manifestantes mantienen cerradas carreteras en toda la región andina de Ecuador, a pesar del estado de emergencia y de las duras advertencias lanzadas por el gobierno.

04 de Febrero de 2001 | 15:39 | DPA
QUITO.- Miles de indígenas siguen hoy atrincherados en una universidad católica de Quito mientras grupos de manifestantes mantienen cerradas carreteras en toda la región andina de Ecuador, a pesar del estado de emergencia y de las duras advertencias lanzadas por el gobierno.

"Nadie sabe qué está pasando ni qué están esperando", concluyó el boletín de Radio Quito al resumir hoy la situación del levantamiento, dos días después de la declaración de la emergencia y un día después de que el gobierno del presidente Gustavo Noboa hiciera advertencias que parecían anunciar una rápida acción militar contra los indígenas.

El previsto desalojo por la fuerza de unos 4.000 indígenas, 41 de ellos en huelga de hambre, no ocurrió durante la noche, a pesar del estrecho cerco militar alrededor de la Universidad Técnica Salesiana, donde acampan desde el lunes 29.

Tampoco fueron despejadas las carreteras ni roto el cerco a siete ciudades andinas, donde los problemas de escasez de combustibles y de alimentos se agravan con rapidez.

La acción militar para romper el paro pareció inminente el sábado, cuando a las 21:30 horas (local, 02:30 GMT del domingo), el gobierno anunció en cadena de televisión y radio que la emergencia faculta a los militares a impedir reuniones públicas y a desalojar los lugares donde se realicen concentraciones no autorizadas.

La emergencia fue impuesta después de que los dirigentes indígenas rompieron unilateralmente el diálogo con el gobierno, a la vez que intensificaban sus protestas violentas, incluidos cierres de caminos y bloqueos de ciudades.

El levantamiento empezó el lunes 29 para exigir la derogatoria del ajuste económico vigente desde diciembre, pero los líderes indígenas aumentaron sus demandas a 17 y después a 31 puntos. El gobierno ya anunció que el ajuste no es revisable, por la necesidad de equilibrar las cuentas fiscales.

Las actividades educacionales están suspendidas en la zona andina, donde las pérdidas por la paralización de las exportaciones, sobre todo de flores, en vísperas de San Valentín, aumentan día tras día.

El vicepresidente de la Asociación de Municipalidades y dirigente indígena Auki Tituaña, que está mediando para un diálogo entre el gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas, anticipó hoy que "seguimos tendiendo puentes", aunque reconoció que "no sé si las negociaciones todavía son posibles".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores