Bush envió al Congreso proyecto de reducción de impuestos

En su tercera semana en el cargo, el Presidente norteamericano, George Bush, envió este jueves su anunciado proyecto para reducir los impuestos en más de 1,6 billones de dólares en los próximos 10 años. Acompañado de empresarios hispanos en el anuncio, el Mandatario señaló que "es de justicia que aquel que paga impuestos se beneficie, y es por ello que vamos a reducir todas las escalas contributivas".

08 de Febrero de 2001 | 15:41 | AP
WASHINGTON.- El Presidente George W. Bush envió este jueves al Congreso su plan para reducir los impuestos en 1,6 billones de dólares en 10 años e insistió que daría un impulso necesario a la economía.

"Se ha encendido una luz de advertencia en el tablero de nuestra economía y no podemos seguir adelante esperando que todo salga bien", dijo Bush. "Necesitamos un alivio impositivo hoy. En realidad, lo necesitamos ayer", dijo el Presidente antes de enviar al secretario del Tesoro Paul O'Neill al Capitolio.

Ante una sala llena de periodistas, O'Neill entregó un resumen del plan a dirigentes republicanos, que lo recibieron con júbilo. Los documentos eran apenas más largos que un comunicado de prensa, y O'Neill dijo que el gobierno divulgará los detalles en las próximas semanas.

"Queremos asegurar al pueblo norteamericano que el alivio impositivo está en camino", dijo el titular de la bancada mayoritaria del Senado, Trent Lott.

Bush habló desde el Rosedal de la Casa Blanca. Rodeado por empresarios hispanos, que según él simbolizan el potencial de la economía, firmó la carta en la que anuncia formalmente al Congreso el envío de su plan.

"Exhorto al Congreso que apruebe mi plan de alivio impositivo con la rapidez que exigen los tiempos inciertos", dijo Bush. Los dirigentes republicanos han dicho que esperan sancionar la ley antes del receso del 4 de julio, pero en el Congreso se está gestando un enfrentamiento sobre la magnitud del paquete.

Bush lucía emocionado en su primer acto en el Rosedal, un lugar tradicional de ceremonias lindante con la Oficina Oval. El plan abarca las promesas que hizo durante su campaña presidencial, incluyendo la reducción de las escalas impositivas de los ingresos personales, eliminación del impuesto de sucesión patrimonial y aumentar el margen de deducciones en las donaciones con fines de caridad.

"Ha comenzado la liberación del contribuyente norteamericano", dijo ayer el líder disciplinario de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Tom DeLay. Bush dedicó su tercera semana como Presidente a dialogar con los legisladores demócratas para que respalden su plan. Sin embargo, la oposición considera que la medida favorece demasiado a los norteamericanos de mayores ingresos, pese a que son los que más impuestos pagan.

Bush ha insistido que "es de justicia que aquel que paga impuestos se beneficie, y es por ello que vamos a reducir todas las escalas contributivas".

En un reflejo del impulso que ha recibido la propuesta de Bush, los demócratas que el año pasado respaldaban una reducción impositiva de unos 300.000 millones de dólares por un plazo de 10 años, ahora opinan que se justifica un recorte tres veces mayor. Los demócratas planean presentar su propia propuesta en breve.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores