Acuerdan descongelar proceso de paz en Colombia

La cumbre de dos días que sostuvieron el Presidente colombiano Andrés Pastrana y el líder de la guerrilla marxista de las FARC, Manuel Marulanda, concluyó este viernes a las 15.30 locales (20.30 GMT), luego que acordaran reanudar las conversaciones de paz a partir del próximo miércoles 14 de febrero.

09 de Febrero de 2001 | 17:54 | emol.com/Agencias
LOS POZOS, Colombia.- El gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC acordaron hoy reanudar el proceso de paz, suspendido desde noviembre último, al término de una reunión de dos días entre el presidente Andrés Pastrana y el máximo jefe del grupo subversivo, alias "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo".

Según un comunicado leído por las partes, la mesa de negociaciones volverá a trabajar desde el próximo 14 de febrero y retomará los temas que estaban a la orden del día, por lo que de inmediato se abordará una propuesta del gobierno sobre un cese de hostilidades.

Asimismo, las partes decidieron agilizar el estudio de mecanismos para proceder al intercambio humanitario entre militares y policías secuestrados y guerrilleros que están presos.

"Si algo tuvo de importante esta reunión es que hablamos de todos los temas sobre los que queríamos discutir. Fueron dos días de mucho trabajo y de mucha utilidad", afirmó Pastrana en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por "Tirofijo", que desde 1964 comanda las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

El comunicado conjunto, de 13 puntos, fue leído al término del encuentro por el alto comisionado para la paz, Camilo Gómez, y el ideólogo de las FARC, Guillermo Sáenz, alias "Alfonso Cano", quienes señalaron que las partes reiteran su deseo de superar el conflicto armado interno mediante la vía del diálogo.

Pastrana y "Tirofijo" decidieron instruir a los negociadores para que busquen mecanismos que contribuyan a incrementar la lucha contra los clandestinos grupos paramilitares contraguerrilleros, dedicados a sabotear el proceso de paz con el frecuente asesinato de personas a quienes perciben como "colaboradoras" de la guerrilla.

Las FARC congelaron las negociaciones el pasado 14 de noviembre precisamente con el argumento de que el gobierno no ha mostrado resultados en esa lucha, lo que fue desestimado de inmediato por las autoridades.

De igual forma, los dos protagonistas del diálogo, catalogado por la prensa de "histórico", acordaron crear una comisión de personalidades encargada de sugerir fórmulas para luchar contra los paramilitares y bajar la intensidad del conflicto.

De acuerdo con Pastrana, esto último supone futuros acuerdos para proteger a la población civil, que ha sufrido en carne propia los rigores del conflicto por los ataques con explosivos, secuestros y extorsiones de la guerrilla.

Por otra parte, se acordó crear una comisión, a más tardar el 15 de febrero, que se encargará de buscar mecanismos para evitar que las conversaciones se suspendan por períodos largos como el que acaba de transcurrir.

Otro comité tendrá la misión de evaluar periódicamente si la zona del sur del país desmilitarizada por Pastrana, donde se cumplió la reunión de dos días, está siendo utilizada para el único fin por el cual fue creada: hablar del proceso de paz.

Esa era una vieja petición del gobierno ante denuncias de habitantes del sector, de 42.000 kilómetros cuadrados de extensión, en plena selva, sobre el reclutamiento forzoso de niños y jóvenes, registros en casas de civiles, robo de ganado, fusilamientos y ocultamiento de personas secuestradas en otras zonas del país.

Pastrana anunció que en las próximas horas prorrogará el decreto que firmó en octubre de 1998 para ordenar la desmilitarización de la zona, que expira esta noche.

El comisionado Gómez expresó que los negociadores organizarán para el próximo 8 de marzo una reunión especial con delegados de la comunidad internacional, a fin de hacer una evaluación del proceso e invitar a diversos países a apoyar el proceso.

Las FARC señalaron en el comunicado que no se oponen a la erradicación manual de cultivos de hoja de coca, en referencia a los planes que tiene el gobierno para redoblar la lucha contra el narcotráfico mediante el llamado Plan Colombia.

Dicha estrategia, que según el gobierno es más de tipo social que militar, busca invertir en los próximos cinco años 7.500 millones de dólares para erradicar al menos la mitad de las 120.000 hectáreas de cultivos ilegales y hacer inversiones sociales en las zonas más deprimidas por el conflicto armado.

En el último punto del comunicado, las partes invitaron a las fuerzas políticas comprometidas con el proceso a ir a la sede de las negociaciones a aportar sus criterios.

Durante la rueda de prensa, tanto Pastrana como "Tirofijo" contestaron preguntas refiriéndose literalmente al texto del comunicado.

Las dos cabezas visibles del proceso coincidieron en señalar que el proceso "revivió" e invitaron a los colombianos a tener confianza en que algún día concluirá con la firma de un acuerdo de paz.

El proceso empezó en enero de 1999, pero varias veces ha sido interrumpido por disímiles inconvenientes, por lo que las partes no han podido firmar el primer acuerdo, salvo al momento de definir por consenso la agenda con los temas políticos, económicos y sociales de la agenda de negociaciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores