Presidente argentino reafirma su autoridad para decidir voto sobre Cuba

Las relaciones entre Argentina y Cuba se tensaron la semana pasada, después que el presidente Fidel Castro dijo que este país "lame la bota yanqui" si vota en abril condenando los derechos humanos de la isla.

16 de Febrero de 2001 | 19:47 | AP
BUENOS AIRES.- El presidente Fernando de la Rúa ratificó hoy que es "exclusivamente" suya la decisión sobre el voto que la Argentina emitirá en abril próximo ante las Naciones Unidas acerca de la situación de los derechos humanos en Cuba.

De la Rúa manifestó que "con muchísimo gusto" informará sobre Cuba a los dirigentes de la Alianza gobernante, pero destacó que a él le corresponde tomar las decisiones, "sobre todo en materia de política exterior" porque corresponden a su "responsabilidad".

Por segundo día consecutivo De la Rúa frenó las intenciones de debatir la situación con Cuba en el seno de la Alianza que impulsaron el ex presidente Raúl Alfonsín y el ex vicepresidente Carlos Alvarez.

Es que Alvarez y Alfonsín, creadores de la Alianza, habían solicitado al presidente a través de un documento debatir en la coalición el voto que Argentina efectuará sobre Cuba. Ambos dirigentes opinaron que el país debería abstenerse y no condenar la situación de los derechos humanos de la isla.

"Todavía no está el informe de la Comisión de Derechos Humanos" de la ONU sobre Cuba, manifestó el presidente para explicar que el país aún no decidió cómo votará.

Aclaró, sin embargo, que en la ONU "no se vota contra un país, sino recomendando medidas para defender los derechos humanos".

Las relaciones entre Argentina y Cuba se tensaron la semana pasada, después que el presidente Fidel Castro dijo que este país "lame la bota yanqui" si vota en abril condenando los derechos humanos de la isla.

Las declaraciones de Castro de produjeron después de que informes de prensa dijeron que Argentina reiteraría este año su voto condenatorio.

Tras las palabras del presidente Cubano, Argentina resolvió mantener en Buenos Aires por tiempo indeterminado al embajador en Cuba y suspendió una misión comercial a La Habana.

De la Rúa indicó hoy que hubiera esperado "declaraciones más contundentes" en defensa del país ya que las palabras de Castro estuvieron dirigidas "a todos en general".

"El punto era que el país fue ofendido y esta es la reacción que se espera de un país que ha sabido siempre defender su dignidad", señaló en declaraciones radiales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores