Estallido de violencia en Kosovo: 8 muertos y 46 heridos en tres días

Nuevamente estalla la violencia en Kosovo, 8 serbios murieron ayer y 46 más resultaron heridos trás un atentado presuntamente organizado por los albaneses, el más crítico desde la entrada de las fuerzas de la OTAN en junio de 1999.

17 de Febrero de 2001 | 09:51 | AFP
PRISTINA.- Pristina, Kosovo ha sido teatro de un nuevo estallido de violencia, pues en los últimos tres días se registraron dos ataques contra convoyes que transportaban serbios, con saldo de 8 muertos y 46 heridos entre los miembros de esa comunidad, se indicó el sábado.

El número de muertos podría aumentar este sábado, ya que 10 personas se encontraban anoche en estado de gravedad, según la Misión de la ONU en Kosovo (MINUK), tras resultar heridas en el atentado con explosivos contra el autobús en el que viajaban.

El viernes, 7 serbios murieron y 43 fueron heridos por la explosión de un bomba colocada al paso de una caravana de cinco autocares que transportaba a civiles serbios escoltada por la Fuerza Multinacional de Paz (KFOR), cerca de Podujevo (noreste de Kosovo).

El martes, otro convoy que llevaba a civiles serbios fue atacado cerca del enclave de Strpce, en el sur de Kosovo.

El chofer de uno de los buses fue asesinado de un balazo en la cabeza y tres pasajeros resultaron heridos, uno de gravedad. Esa caravana, proveniente de Serbia, también era escoltada por la KFOR.

Los serbios están convencidos de que son los albaneses de Kosovo quienes perpetraron los ataques y reprochan a la KFOR no garantizar su seguridad.
En razón de los ataques regulares en su contra, los serbios, minoritarios en Kosovo, se desplazan generalmente en convoyes de varios autobuses escoltados por la KFOR cuando circulan en la provincia de gran mayoría albanesa (95% de la población).

La población serbia que continúa habitando en la provincia administrada por la ONU desde junio de 1999 (unas 110.000 personas) afirma ser víctima de una "limpieza étnica" por parte de los albaneses que quieren echarlos por todos los medios de Kosovo.

La comunidad serbia de Kosovo no había sido víctima de tales violencias desde julio de 1999, cuando 14 serbios que trabajaban en un campo en Gracko, centro de la provincia fueron abatidos a balazos.

Kosovo es con frecuencia teatro de violencias interétnicas, especialmente entre serbios y albaneses, pero matanzas como las del viernes parecían ya formar parte del pasado.

Sin embargo, la violencia es uno de los problemas mayores de Kosovo. Desde la entrada de las fuerzas de la OTAN, en junio de 1999, más de 200.000 serbios y otros no albaneses huyeron de la provincia ante las amenazas y violencias de la mayoría albanesa, según el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores